Seguir en estado de limbo

Es difícil seguir en estado de descanso, no sé si temporal o definitivo pues aún no lo había decidido, con tantas cosas pasando. Es difícil, muy difícil, estarse callada mirando hacia otro lado ante tanta indiferencia generalizada y tanta ira contenida propia.

Personalmente sigo en procesos varios, todos dirigidos hacia un resultado que espero, deseo, me dé de nuevo fecha de caducidad como a los yogures, aunque de nuevo y van tropecientas surgen cosas que hay que despejar primero y que pueden entorpecer caminos. Pero todo se andará y como siempre todo llegará, bueno o malo. Ya veremos.

Pero lo que está cayendo en este país ante la indiferencia de la inmensa mayoría es brutal. Nadie podía imaginar, ni echándole ganas, que serían los propios socialistas quienes entregarían el poder, el de gobernar a todo un país, en bandeja de plata y como si fuera un regalo de navidad con lazo y todo. Nadie, ni los más avezados, podían imaginar que esa lucha por el poder no fuera ante las urnas.

Pero lo peor no es eso, siéndolo. Lo peor es que la izquierda, la otra izquierda, mientras tanto aplaude con las orejas pensando que todo eso les beneficia.

Y lo ridículo, también lo más ridículo de esta historia de barones y caciques es que la derecha, la incompetente derecha de siempre, sonríe por lo bajini disfrutando de la pelea de patio de recreo porque saben que ya han ganado lo que no consiguieron en las dos ocasiones anteriores. Pero ganado con mayoría absoluta, que nadie lo dude. Se ha dicho siempre: si quieres vencer a tu enemigo, divídelo.

Y ahí están, Pedro y Susana, Susana y Pedro, peleando ambos dos por el chupachups olvidando que quien lo tiene cogido con las dos manos y chupándolo como un loco es un señor gallego a quien le gusta salir por el plasma. Y ellos con su "y tú más", mientras este país llamado España mira hacia otro lado como si con él no fuera la cosa. Y le va, vaya si le va!!!.

Y es que para ineptos nosotros. Para necios nosotros también. ¿Que sus señorías llevan un año cobrando sueldos que ninguno de nosotros cobraremos jamás... por no hacer nada de nada de nada?. Nosotros como si el dinero fuera de otro y no nuestro. ¿Que una señora, corrupta mientras no se diga lo contrario, sube y baja, dimite o no, se duerme o no, pero cobra casi seis mil euros al mes por eso: por dormirse?. Nosotros como si el dinero que cobra fuera de otro y no nuestro.

Pero eso sí, en los bares, en los supermercados, en los blogs y en la prensa, nosotros hablando de lo chorizos que son, de lo mal que está todo, de que así no podemos seguir... pero luego en las urnas portándonos como verdaderos inútiles. ¿Que no hay nadie a quien votar porque todos son iguales?. Pues mandemos al carajo todo ese tinglado y empecemos la casa de nuevo, pero mantener a miles de vagos con esos pedazos de sueldos y prebendas...

Sé que todo esto es clamar en el desierto, pero por lo menos no se me queda dentro. Y por lo menos también no me siento tan cómplice de un país que no sabe decirle a sus dirigentes quién es el que manda.

Pero mientras un simple partido de fútbol no haga que todo un país se olvide de lo anterior y centre su vida en quién gana... pues eso: clamar en el desierto.

Y que conste que sigo "cerrada por descanso". Sed buenos.


Seguir leyendo...

Cerrado por descanso

No sé de quién... pero por descanso.

Sed buenos.

Seguir leyendo...

No lo entiendo

No digo que esté bien o mal, simplemente que yo no lo entiendo. Seguramente tiene una explicación, pero por mucho que he buscado no la encuentro.

La cosa es que me enteré hace poco de que si una persona es nieto de españoles, es decir: su padre/madre ya no lo era, puede pedir la nacionalidad española (teniendo por tanto dos: la del país donde nació y vive y la española) y con ella... solicitar becas y otras ayudas para... su nieto/nieta que estudia/trabaja/vive en España. No sé si me estoy explicando bien. Y la persona que pide para su niet@... no ha estado nunca en España.

Lo contaré al revés.

Un chico/chica de un país sudamericano viene a España a estudiar. Para solicitar una beca tiene que acreditar que vive una cantidad determinada de años aquí o que es descendiente de españoles. Si en vez de venir a estudiar viene a trabajar, podrá pedir ayudas con las mismas condiciones.

Lo que no entiendo es precisamente ese "ser descendientes de españoles" es que tu padre (entiéndase siempre también en femenino), abuelo, bisabuelo, tatarabuelo, etc, etc, etc, haya sido español de nacimiento. Siempre que se pueda acreditar, vale.

Pero es que eso al parecer también sirve a la hora de comprar billetes de avión desde el país extranjero hacia España, cuando se viene de vacaciones.

Repito que no he podido comprobarlo porque "oficialmente" no encuentro nada, pero lo que cuento lo dicho por alguien de toda confianza.

¿Que un tatarabuelo haya sido español es suficiente para que sus descendientes puedan pedir la nacionalidad española y contar con ventajas?.

Si alguien conoce mejor todo ésto estaría bien que lo compartiera.

Seguir leyendo...

El cinturón de seguridad con cáncer de mama

No sé si lo que voy a contar les pasa a todas las mujeres que han padecido un cáncer de mama, porque, para quien no lo sepa cuando te intervienen pueden pasar dos cosas: que extirpen el pecho afectado... o que no. En mi caso fue que no.

No tengo coche por lo que prácticamente salvo que coja un taxi o que vaya con alguien a alguna parte, no suele ser lo habitual estar dentro de uno; pero cuando ésto sucede, siempre, siempre, hay un problema: el cinturón de seguridad.

Cuando lo abrocho, el transversal, el que va cruzando nuestro cuerpo en diagonal es un martirio porque si estás en el lado en que te "coge" el pecho afectado... se te clava. Y no hay manera de moverlo un poco más allá o acá, porque como todo el mundo sabe, es fijo en su dirección. Así que me toca hacer algo que no se debe hacer, porque con ello pierde su razón de ser: meter la mano entre él y yo, en la zona donde aprieta, y separarlo. Todo el trayecto apartando el cinturón lejos de tu cuerpo... una gozada para quien no lo intuya.

Alguien debería pensar en solucionar eso, porque no creo ni por asomo ser la única. Veinte mil cánceres de mama en España son muchos, aunque desconozco la cifra en que se amputa y en que no.

También habría que añadir -y sé que es algo muy privado, pero necesario para entender- que desde que me operaron, y a no ser que sea estrictamente indispensable, suelo llevar blusas/camisas estampadas (por aquello que no se note la diferencia de tamaño), ya que tengo una mama talla 100 y otra talla 75, además de "a distinta altura". El sujetador hay días que no lo soporto.

En fin, me gustaría que alguien tomara conciencia de un problema del que no se suele hablar, posiblemente porque resulta duro decir públicamente lo que acabo de contar. Como también resulta duro y mucho que tu pareja del momento te diga que no te vistas porque quiere ver esas diferencias... Sensibilidad ante todo.

No puedo ni imaginar lo que tiene que ser que te lo hayan quitado.

Seguir leyendo...

Saber o no lo que te pasa?

Cuando me diagnosticaron el cáncer lo quería saber todo, lo preguntaba todo, lo leía todo. Quería conocer a fondo al enemigo porque no estaba dispuesta a darle cuartel.

En un primer momento es cierto que me hundí en la más absoluta de las miserias. Me preguntaba "¿por qué a mí?" con tanto hijoputa suelto. Luego pasas a la etapa de la desesperación... porque te vas a morir y esa idea no hay forma de quitártela de la mente. Y es entonces cuando empiezas a darte cuenta de la imbecilidad de mucha gente que ante tu tragedia te responden "todos tenemos que morir" o "todos nos vamos a morir", y en tu ya incipiente rabia respondes mordiendo cada palabra "sí, pero a mí me acaban de condenar a muerte". Y todos se callan. No sé en realidad si se dan cuenta de lo obtusos que son con ese comentario, pero a mí me dio para darme cuenta que estaba sola, que todo el mundo hablaba del cáncer como si supieran, y que el enemigo en realidad era sólo mío. No sé si eso me hizo más fuerte, pero desde luego sí me hizo saber que no necesitaba a nadie, que mi vida (o mi muerte) serían a partir de entonces "mi problema" y nada más.

Si estás leyendo ésto buscando respuestas: no escuches a nadie más que a tu patólogo primero y a tu médico después. Todos los demás te sobran. Dicen que la familia ayuda, que su apoyo es imprescindible; que los amigos son necesarios... yo no tuve a nadie, a nadie. No soy ejemplo de nada ni de nadie, pero si te hago falta, agárrame. Coge lo que cuento y aplícalo. Los apoyos, la ayuda emocional, si la tienes, bienvenida sea, pero si no es así, si todos te fallan no olvides nunca que la guerra es contra el cáncer que quiere tu vida: ese es tu enemigo y no los demás. Puedes vivir sola en una isla si tu mente funciona, ese es tu poder; utilízalo.

Ahora estoy en capilla, en tiempo de pruebas hacia la revisión semestral. Es un tormento, lo reconozco, porque la mente parece un caballo desbocado, porque los miedos parecen aunarse para ir contra tí todos juntos. Con la llamada de hoy anunciando nueva prueba mi cuerpo parecía algo lleno de sirenas sonando; era pánico, lo sé... pero hay que coger el teléfono. Este miedo no se irá nunca porque sabes que cada prueba médica es un paso más hacia una nueva fecha de caducidad o hacia el infierno. No hay más.

Es complicado llevar esta antesala. Cada vez resulta más difícil controlar pensamientos, controlar sueños donde las pesadillas parecen instalarse cada noche. Pero no puedes hacer nada más que estar ahí, pasar por todo e intentar entrar en la consulta del oncólogo como si estuvieras convencida de que todo va a ir bien. Solamente tú sabes lo que estás viviendo y el temblor que escondes.

Esperemos que de nuevo me convierta en un yogur con nueva fecha de caducidad. Y si no es así... no quiero ni planteármelo.


Seguir leyendo...

Más dura será la caída

Lo tuvo todo durante más de veinte años. Colocó a quien quiso donde quiso. Fue la madam de Valencia, la jefa, la ama. Nadie le tosía porque eso tenía un precio y lo sabían... incluso la oposición. El respaldo popular le daba, elecciones tras elecciones el bastón de mando... y se creyó que la ciudad era suya. Realmente tenía motivos para creerlo. Y de pronto todo se le vino abajo. Personalmente creo que nunca asumió su vuelta a ser una más, a no ser más la alcaldesa.

Hoy le han puesto una foto en el portal de su casa. Imagino el impacto.

Las redes sociales se burlan de ella porque su partido le ha obligado a darse de baja en él (siempre hacen eso: ellos no sabían nada de nada de nada), pero ahora se agarra al escaño de senadora, dice que dimitir sería asumir y ella no asume nada, nunca. La realidad es que posiblemente esté asustada y no quiere perder el privilegio del aforamiento, el ser una más. Todos sus concejales, los del PP de Valencia, están procesados o como se diga ahora. Van a por ella, lo sabe... pero no lo admitirá nunca.

No la defiendo, nunca lo haré, porque si es verdad que no se enteró de nada... pecó de incompetenten, de inútil... y eso, si no es un delito, debería serlo. Y los regalos que recibió no eran un derecho, no eran un añadido al cargo. Eran un soborno... y también lo sabía. Porque tonta no es... simplemente creyó que el cargo de alcaldesa y Valencia entera eran suya. Se equivocó la paloma.

Viendo alguna foto suya de no hace tanto y las de esta misma noche, se nota un cambio brutal en su imagen. En una de ella tiene la mirada perdida, como si no entendiera nada. Ha adelgazado. Pero ni aún así me da ninguna pena. Estoy harta de leer día sí y día también gente que metió la mano en caja ajena... o que no sabía nada cuando debía saber. Estoy harta de incompetentes cobrando sueldos que no se merecen. Estoy harta del puñetero aforamiento que todos dicen querer eliminar, pero que cuando consiguen un escaño cambian de pensamiento. Estoy hasta aquí y más arriba que llevemos un año con gobierno y parlamento provisional, mientras sus señorías + gobierno + altos cargos siguen cobrando cada mes sueldo + dietas + transportes + piso/hotel.

Estoy harta, muy harta del silencio de los corderos... ¿o somos borregos?

Seguir leyendo...

Desapariciones: de Diana Quer a Gloria Martínez Ruiz

No suelo comentar nada sobre las desapariciones de personas, sencillamente porque creo que cuando alguien se va de casa (o se lo llevan) la desesperación de la mayoría de las familias merece el mayor respeto, y comentar aquí o allá banalidades no ayuda. El que una persona no esté en un momento dado, y sigo hablando de desapariciones forzosas o voluntarias... aunque hay una notable diferencia entre unas y otras... tiene que ser terrible para quienes se quedan, porque ese no saber les debe consumir la vida.

Pero hay un caso que finalmente ha provocado que hoy esté escribiendo sobre él: el de Diana Quer, la chica de 18 años que ha desaparecido y que la policía busca. Una chica, por lo que he leído, de familia potentemente adinerada, con todos los caprichos habidos y por haber en su vida, y a la que según sus amigos más íntimos "le gustan los chicos malotes". Las discusiones entre su madre y su hermana eran tan frecuentes que los vecinos estaban acostumbrados a escuchar los gritos.

Pero lo más chocante de la historia es que no era la primera vez que se iba de casa, aunque nunca por tanto tiempo. Y lo peor quizás es que la madre mintió a la policía mostrando una relación idílica en casa, y que ambos padres, ahora, están convirtiendo su drama en una telenovela acusándose uno al otro. Hasta aquí muy someramente lo que es conocido por todos.

En los días próximos a la desaparición de Diana Quer faltó de su casa en Monesterio (Badajoz), estando en ella, Manuela Chavero de 42 años; quienes la conocen dicen que jamás se habría ido sin sus hijos (de 14 y 6 años): la policía encontró sus cosas en el propio domicilio... el televisor encendido... Nadie parece ocuparse de ella. Iván Duran, de Baiona (Pontevedra), 30 años, lo mismo; tampoco parece importante buscarlo...

¿Influye el que las familias tengan contacto con altos cargos politicos o que tengan una alta posición social?. Parece que sí, porque no se trata igual a unos que a otros. Y eso, precisamente eso, es lo denunciable, quizás no en una comisaría, pero callarse es ser cómplice de una injusticia. Si se difunde por los medios de comunicación pasa a ser noticiable diariamente y machaconamente importante para todos, si no es simplemente olvido. No digo yo que no haya que buscar a los primeros, a los ricos, pero también hay que poner todos los medios para los pobres. No quiero hacer más referencia a las enormes diferencias, pero no hay más que ver los medios puestos a disposición, por ejemplo, de Marta del Castillo e incluso de la propia Diana Quer (que incluso la Marina la está buscando según he leído), y la de los citados Manuela Chavero o Iván Durán.

Pero hay dos casos que posiblemente todos tenemos en la memoria y que marcan igualmente la diferencia entre publicitar la desaparición o no tener medios para hacerlo. Las conocidas como "las niñas de Alcácer" y Gloria Martínez Ruiz.

Las niñas de Alcácer (Miriam, Toñi y Desirée) no eran de familias acomodadas, pero sí sus padres, sobre todo el de Miriam, se fue a las televisiones buscando a su hija. Luego el final de la historia fue tremebundo (creo que todos lo recordamos), y la evolución de ese padre... mejor dejarlo aquí y quien quiera saber más que pregunte o que busque en san Google. Las niñas se encontraron muertas, uno de los culpables nunca fue cogido y el otro ya anda libre por donde le da la gana. Cualquier día hablo de las penas de cárcel de esta España nuestra.

Gloria Martínez Ruiz era menor de edad también en la época de su desaparación. Tenía procesos de depresión por lo que sus padres, después de intentarlo todo e imagino que aconsejados por algún profesional, decidieron internarla en una clínica privada de Alfaz del Pi (en Alicante). Esa misma noche desapareció. Un alto muro protegía la clínica: dicen que lo saltó; reconocieron que la había atado: se soltó; dijeron haberla sedado... Nunca la han encontrado. Los padres al principio también fueron a las televisiones, pero luego, rotos por el dolor tuvieron que desistir de un circo que no valía para encontrar a Gloria. Ocurrió en 1992. Los culpables siguen trabajando, libres.

Es complicado ser imparcial aunque no tengas nada que ver. ¿Por qué unos tanto y otros tan poco?. ¿No son todos desaparecidos sin más?. Parece que no.


Seguir leyendo...

Mosquitos: tortura no clasificada

Nunca me han picado los mosquitos. Nunca. Dicen que sus puñeteras hembras son las que pican para luego alimentar sus huevos, y digo lo de puñeteras porque este verano y sin que sepa qué ha cambiado, me están acribillando. Da igual lo que me ponga: colores vivos, repelentes, limón con clavos, hierbabuena por toda la casa... Da igual y eso es lo desesperante. Que durante el día me paso las horas dando manotazos a mi cuerpo sin conseguir nada (porque me siguen picando), y por la noche es una locura. Y no los veo, no consigo ver a quienes me están destrozando. Supongo que son mosquitos... pero no los veo.

Sus picaduras son tremendas (mi médico dice que es el "tigre"). Unos habones (habas grandotes, mínimo monedas de 2 euros, máximo (medidas por el mismo médico) 15 cms. Y pican que no hay manera de consolar. Lo dicho: una locura.

Las piernas dan pena y mis manos hay que sujetarlas porque no tienes otra cosa en la mente más que ese endibliado picor. Te pones crema para -dicen- suavizar el picazón. Te pones repelente... y yo no aguanto los olores, ningún olor. Vale: pues donde te has puesto el repelente no te pican de momento... pero se van a tu espalda, donde llevas ropa (pican a través de ella: seguro que son los "tigres"), donde la mano no alcanza y donde te tienes que servir de imaginación desquiciada para ponerte un poco de crema que en realidad no hace demasiado.

Lees en Internet y lo haces todo, o casi todo porque lo de tener velas encendidas como que no, y menos que un curioso gato. Nada sirve. Y con este calor pegajoso sigues sudando a mares... y ellos lo huelen. Ahora mismo, a las tres menos algo de la tarde, con crema puesta, con repelente puesto, desquiciada completamente por el picor y las picaduras de la noche... me acaba de picar otro. ¿Qué coño hace el repelente que no hace nada?.

Si alguien sabe algo que sirva, que lo diga YA. Pero YA. Porque acabaré estrellando algo contra la pared.

Malditos asesinos!!!.

Seguir leyendo...

Ana Belén y su Goya de Honor 2016

Antes de decir lo que quiero decir, aclarar que me encanta Ana Belén como cantante, y que me pareció soberbia en la serie de TVE de hace ya unos años, Fortunata y Jacinta. Pero también es cierto que cuando he leído hoy en prensa que la Academia de Cine Española le va a conceder en la próxima gala el Goya de Honor por su trayectoria en cinematográfica... me he quedado un poco así.

A cualquiera que le pregunten quién es Ana Belén, lo más seguro es que se refiera a ella como cantante e incluso algún ceporro como mujer de. Dicen que ha hecho 40 películas (entre ellas "La pasión turca", que personalmente no me gustó), pero no creo que su carrera como actriz sea tan sobresaliente como para darle un Goya de Honor. Pienso que hay actores y actrices, de los que han dedicado una vida más larga, a interpretar en cine y/o en teatro, que posiblemente merecieran más ese reconocimiento. No estoy desmereciendo la trayectoria de Ana, eso que conste, pero...

No entro en si es de mis preferencias su modo de actuar o no, si no en que ese tipo de premios, tan a tipo nacional, deberían ser para otras personas; y como suelo ser una persona que se moja... citaré por ejemplo a una mujer que a sus 81 años y con el pedazo de trayectoria tanto teatral como cinematográfica que posee, aún no lo tiene: Lola Herrera. A lo mejor es que están esperando a que se muera para acordarse.

Seguir leyendo...

Gran Hermano 2016

Anoche comenzó el concurso "de convivencia" Gran Hermano 2016, o lo que es lo mismo: el número 17. Había novedades y por tanto expectativa. Personalmente estoy en ese punto en que me da igual todo (incluída la televisión) y solamente veo lo que no me complica la mente (series de crímenes, pero que me enseñen los muertos lo justo para seguir la historia, por ejemplo). Cierto que a las diez de la noche ni me acordaba de GH, pero haciendo zapping a ver dónde me quedaba... me lo encontré.

Salió Mercedes Milá a despedirse del programa y entregar el testigo a Jorge Javier Vázquez, que últimamente lo hace todo en Telecinco, seguido de Jesús Vázquez que hace el resto. Lo de agotar caras, formas y presentadores está claro que no saben lo que es, y cuando eso pase (y pasa) los relegarán al último rincón olvidándose hasta de darles de comer, pero esa es otra historia.

No voy a contar lo que fue en detalle el programa porque para eso hay otros lugares, y sobre todo porque me volvería a aburrir yo, y con anoche ya tuve bastante. Pero sí quiero decir algo y por eso estoy escribiendo.

La gala fue lo que fue y no hay más. Jorge Javier riéndose de lo que él mismo decía (???) y queriendo hacer ver al personal (nosotros) que se sorprendía de todo (???). Fue más de lo mismo y punto. En un par de ocasiones estuve a punto de volver al zapping, pero por aquello de que era la primera gala y que a lo mejor me enganchaban me quedé hasta el final. Casi me dormí, con eso lo digo todo.

Pero... porque hay un "pero", lo que ya me puede del todo son los personajes que "entraron en la casa". Entiendo que se buscan personalidades distintas, para que choquen en lo que allí se llama "convivencia" y armen barruntos uno detrás de otro, pero si de lo que se trata (que personalmente creo que no) es de presentar a todo un país la variedad de lo que es hoy la juventud... mal vamos. De verdad, si los concursantes de este año son la representación de los jóvenes españoles... apaga y vámonos, porque normal, lo que se dice normal, allí no hay ninguno.

¿En serio que no hay concursantes jóvenes que se hayan presentado al casting, que estudien, o trabajen, o las dos cosas... y que no lleven sombreros morados y pantalones verdes, o que de pronto y yendo de guapos y modernísimos se quiten el tupé y queden en señores de cierta edad, o cabras locas que esté todo el tiempo riéndose de lo choni y graciosa que es, o de lo guapo de romper y lo bueno que está?... y sólo estoy poniendo ejemplos reales. ¿Eso es todo el futuro que tiene este país?. ¿O es que ese concurso de GH presenta lo impresentable?. Porque imagino a niños y niñas de 10-12 años viendo el programa y diciendo: yo quiero ser como ese.

Porque, y es otro ejemplo, haberse ido a Londres a trabajar (posiblemente porque aquí no encontraba nada) y porque te presentas y te cogen en GH dejarlo todo, incluído el trabajo, tiene su punto. Sí, ya sé que si se dura como concursante ganará más en tres meses que en un año trabajando, pero luego, ¿la aspiración es ir a bolos en discotecas y a contar con quién te has acostado?. Parece que sí.

En fin, que a mí que ya no me preocupa nada que no sea yo (estoy en capilla de la próxima revisión), anoche me dejó preocupada lo que ví. Y es que soy así de tonta.

Seguir leyendo...

Isabelle Dinoire

Esta es una de esas noticias que personalmente, y sin nada que ver con la protagonista, me duelen sin que sea capaz de explicar por qué. Posiblemente el nombre de Isabelle Dinoire no diga mucho, pero al leer que fue la primera persona que tuvo un trasplante de cara en el mundo, la memoria busca y encuentra. También personalmente y cuando estas personas y su desgracia, aparecen en televisión junto con los médicos, muy orgullosos ellos de su proeza (y lo digo por lo que lo digo), suelo apartar la mirada: duele ver esos rostros, llenos de dolor, y que apenas son un esperpento de lo que fueron antes. Lo siento pero es lo que pienso, eso sin dejar de lado (no soy tan osada) que cuando algo así te pasa, por la razón que sea, entiendo que busques una solución para volver a ser.

Dicho lo anterior que muchos no entenderán, hay que añadir que Isabelle ha muerto, así que a lo anterior hay que añadir más pena aún. La historia, para quien no la recuerde, es la siguiente... la oficial y la de verdad.

La oficial fue que Isabelle estaba dormida en su cama y su perro, sin venir a cuento de nada, la atacó, destrozándole la cara. Ella se sometió a una operación de trasplante de cara (ya he comentado que fue la primera en el mundo), el perro fue sacrificado por agresivo y peligroso... y las hijas de Isabelle intentaron por todos los medios explicar que la historia divulgada era otra, perdiendo la batalla de salvar la vida del animal.

La historia real que luego explicó la propia Isabelle... pero que no interesó porque carecía posiblemente de morbo, fue que tomó una serie de medicamentos para suicidarse, cayó desmayada en el suelo, y su perro intentó despertarla; al no conseguirlo en primera instancia, el can se fue poniendo nervioso y le arañó la cara llegando incluso a morderla.

Yo tengo una pequeña shih-tzu de menos de cinco kilos de peso. En los últimos meses me he desmayado en dos ocasiones, una en la cocina y otra en el pasillo que va a mi dormitorio. La vez que caí en el pasillo mi perra iba detrás de mí y cuando recobré la consciencia vi que tenía unos pequeños arañazos en la cara y el cuello y que mi perrita estaba encima de mí ladrando como una posesa. Sencillamente, a su manera, supo que algo no iba bien y trataba de que yo despertara; a lo mejor si hubiera tardado algo más en abrir los ojos puede que me hubiera mordido...

El perro de Isabelle era un labrador por lo que es fácil imaginar que si el animal trataba de despertarla sus arañazos y mordiscos fueron más grandes. No olvidemos que tanto las hijas como la propia protagonista contaron una historia muy distinta a la que se divulgó.

Todo eso ocurrió el año 2005. Isabelle ha sufrido mientras tanto treinta operaciones en su rostro. Pero no ha muerto por una mala anestesia, o porque su corazón no ha aguantado. No. Ha muerto por un cáncer... que le provocaron los tratamientos. Duro de comprender, ¿verdad?. Y más aún cuando resulta que la pobre mujer falleció... en abril de este año. Al parecer se ocultó la noticia -según un comunicado del hospital que la trataba- para preservar el dolor y la intimidad de la familia. Isabelle tenía 49 años.

Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Seguir leyendo...

También la Tesorería de la Seguridad Social?

En ocasiones es difícil entender algunas noticias sobre todo porque ya rizan el rizo de lo imposible o al menos de lo absurdo. Hoy mismo la policía está registrando la sede de la Tesorería de la Seguridad Social en Cádiz (España), porque al parecer algunos funcionarios (de momento hay dos detenidos), alteraban los precios de salida de objetos en subastas públicas.

No soy una experta en el tema aunque sí padecí en una ocasión hace muchos años el apaño de unas oposiciones donde en el último momento se dieron puntos a los interinos para que así obtuvieran las plazas ofertadas. Pero la noticia de hoy es complicada, no en su exposición, si no en que unos funcionarios sean capaces de hacer lo que se supone han hecho simplemente por dinero. Imaginemos.

Los objetos que la Tesorería de la Seguridad Social saca a subasta pública son aquellos que han sido embargados por impagos de cuotas a la Seguridad Social. Hasta ahí es fácil. Esos objetos, generalmente pisos, coches y bienes patrimoniales son luego puestos en subasta para que dicha Tesorería cobre lo que se le debía. Al ser pública se presupone que cualquier ciudadano, debidamente acreditado con su DNI puede acudir a ella y pujar. Los objetos son tasados, supongo que por expertos, para su valor de salida. Hasta aquí el sentido común que da imaginar cuál es el proceso, y repito que jamás he estado en una subasta ni me han embargado nada.

Ahora bien, si tú eres alguien que quiere un inmueble concreto, imagino de nuevo que el caso es ir, bajo manga, a uno o varios funcionarios (altos cargos o no), bien situados en la Administración, y que puedan alterar el precio de las cosas, impidiendo de algún modo que desconozco el acceso a quienes puedan estar también interesados y ser competencia a la hora de pujar. Naturalmente por ese trabajo, se cobra. Y ahí es donde les han pillado con el carrito del helado.

Pero que algo así pase en la Tesorería tira un poco para atrás, al menos a mí. Porque se entiende (lo de entender léase con el mayor cinismo) que a un ex ministro que tenía cuentas en paraísos fiscales y que fue destituido/cesado porque no quedó otra, se le de un cargo importante alegando, por ejemplo, que es el más listo, inteligente y guapo del país. Nos toman por tontos, lo sabemos pero como no hacemos nada... así nos va. Pero de ahí a que quienes custodian los dineros de la Seguridad Social que es lo mismo que decir de la Sanidad y de las Pensiones, también metan la mano en la caja... es para pegarle fuego al kiosko. Digo yo.

Pero también es cierto que visto lo visto en cuanto a que luego la justicia, ciega, sorda y tonta también, tarda diez, doce o quince años en ejecutarse, y que nadie más que cuatro desgraciados van a la cárcel, ya no sé si enfadarme, reírme o sencillamente seguir diciendo que por ineptos tenemos merecido lo que está pasando.

Pues nada, vamos a por las terceras elecciones en un año, y a por las cuartas el que viene... total...

Seguir leyendo...