Hola papá

Hoy hace 28 años que te fuiste. ¿Que te echo de menos?... lo sabes.

Podría contarte todo lo que ha pasado en el mundo, pero supongo que estás al día como lo estabas antes. De todos modos no te has perdido gran cosa: porque si algo cambia, suele ser a peor. Imagino lo enfadado que debes estar porque la derecha manda, de nuevo, este país... y la izquierda anda dando tumbos sobre sí mismos.

En cuanto a casa, a la familia... supongo que mamá ya te ha puesto al corriente, al menos hasta donde ella se enteró... y el resto ya te lo cuento yo cada día. Sabes que no soy de tener fotos vuestras, pero tampoco hacen falta aunque a veces ya me cuesta recordar tu rostro. No me riñas, pero he olvidado tu voz. Y es que es tanto tiempo...

Tu hijo supongo que está bien. Vale, ya me callo. Tus nietos... muy mayores... supongo. Que sí, que dejo el tema.

A pesar de que siempre andábamos a la gresca (es lo que da tener el genio igualico igualico), te echo de menos constantemente, aunque por otra parte, y sé que me entenderás... prefiero que no vieras a la mamá al final, Supongo que ahora no para de contarte cosas; es lo que tiene que no haya ningún entretenimiento donde estais. Siento habértela puesto tan cerca, tan encima (y sí es literal y me estoy riendo ahora mismo), pero no quise que te sacaran... no quiero que nadie te toque de donde estás. Lo de que os casasteis para toda la eternidad es cierto... no paro de reirme; vale, vale, ya paro.

Por mí no te preocupes. Estoy bien... a días. Y sí, tienes razón: he tenido suerte en eso. Ya falta poco para la próxima revisión así que te espero allí... como siempre. No dejes que nada salga mal aunque ya sabes cómo me pongo días antes. Casi te oigo decir que no sirve de nada preocuparse antes, pero... ¿cuándo te he hecho yo a tí caso?, jajajajaja.

Te quiero. No te lo dije nunca. Entonces no se decía, ni de hijos a padres ni al revés. Son modernismos que no has conocido, pero espero que lo supieras... como yo lo sabía de tu parte. He cambiado físicamente; dicen que de cara me parezco a la mamá; de cuerpo... estoy tremenda por la medicación; de carácter: lo tengo más calmado, no salto tan rápidamente... será porque hay muy pocas cosas que me importen. Pero en las formas sigo pareciéndome mucho a tí.

Sabes que ir al cementerio me rompe durante días. Por eso no voy. Sé que eso no te enfada porque todo tú estás conmigo.

Parece mentira. 28 años ya. Mira tú que te fuiste el mismo día que murió Alfonso XIII, ¿qué tontería verdad? pero me enteré no hace mucho. Y el "Día de Andalucía"... eso sí es importante... aunque un vasco de pura cepa morirse ese día...; como si hiciera falta que me lo recordaran.

Bueno, papá, sé que soy tonta pero estoy a punto de romperme escribiéndote, así que voy a dejarlo. 28 años. Toda una vida echándote de menos. Te quiero.


Seguir leyendo...

Se ha instalado Pablo Iglesias en la poltrona?

Hace ya tiempo que la idea de la pregunta del título está yendo y viniendo por mi cabeza. Y no digo yo que sea así... pero la verdad es que lo está pareciendo.

No hace mucho -en realidad hace nada- teníamos al líder de "Podemos" no clamando justicia e igualdad... pero sí se parecía mucho. Ahora se limita a decir cuatro palabras en Twitter y poco más. Hoy, por pura casualidad y haciendo mucho que no entraba en el suyo, he acabado allí... y es un clamor lo que tiene como comentarios. Un clamor, sí, porque que el 99% de quienes les responden pidan, ya a gritos, que haga algo, que convoque manifestaciones, que se mueve en definitiva... y que siga callado, cuando menos es preocupante.

Y es que no quiero ni pensar que la única supuesta izquierda que queda en este país (luego hablaré del PSOE brevemente) se haya apoltronado en su escaño y asientos, da para pensar y mucho. Porque visto lo visto, parece que lo único que le preocupa al señor Iglesias es besarse con unos y otros y que le saquen la consiguiente foto, y si esa es su forma de actuar a partir de ahora, si esos son sus "movimientos" cara a la galería mientras cobra sueldo como diputado... pues sí que parece que se ha instalado en la casta que tanto criticaba.

Lo del PSOE es algo muy parecido a lo del Titanic: mientras se hundía y moría gente... los músicos seguían tocando... No hay mucho más que decir.

En fin, por si alguien cree que exagero en cuanto al "Podemos" actual de Pablo Iglesias, pongo a continuación su Twitter. Lo he dicho antes y lo repito ahora: lo que ha escrito está bien; solamente falta acompañarlo con palmas... Los comentarios son el clamor que al parecer no se escucha desde arriba.

Y ante ese clamor la respuesta de alguien que tiene la suficiente memoria para recordar que no es necesario un político para salir a las calles. Que no hace muchos años tuvieron que salir todos, incluidos todo un presidente del gobierno, un sábado por la tarde para "la foto" de la manifestación... porque todo un pueblo, el nuestro, se echó a la calle indignado y dolido. Y sí, hablo de Miguel Ángel Blanco. Está todo inventado... solamente hay que copiar; pero para copiar... hay que conocer la historia del país.


Twitter de Pablo Iglesias "Podemos"


Seguir leyendo...

José Francisco Naranjo Bandera

No todo son siempre noticias a la contra, y precisamente porque una noticia "buena" es la gran excepción, la traigo hoy aquí, sin haber tenido hace cinco minutos ni idea de quién es el personaje.

José Francisco Naranjo Bandera ha sido durante 45 años profesor en el colegio de los maristas de Málaga. Y hoy le ha tocado jubilarse, así que en su último día en ese colegio, todos los alumnos han salido a despedirle. Lo que cuento puede parecer inverosímil corriendo los tiempos que corren, y por ello he buscado comprobarla... y qué mejor forma de hacerlo con un precioso vídeo de casi cinco minutos (repito: cinco minutos... que es muchísimo tiempo), donde se contempla al docente aplaudido y vitoreado por sus alumnos.

Pero personalmente lo que más me ha impactado es la cara de esos chavales, la expresión y los gestos espontáneos hacia su profesor, los abrazos. Y eso no se puede fingir.

Don José Francisco debe haber sido un gran maestro y una mejor persona. A las pruebas me remito.


Despedida a un profesor.


Seguir leyendo...

Cuando el pasado se hace presente

Me suele hacer cierta "gracia" (dicho en tono absolutamente irónico) cuando alguien, y suelen ser muchos, miran el pasado con ojos del presente... y encima juzgan.

El otro día andaba leyendo no sé qué periódico y muchos de los comentarios no tenían desperdicio, los pillaras por donde quisieras. Se hablaba del 23F y del golpe de estado de Tejero, el de "todo por la patria" como argumento a haber tomado las armas. Pues bien, había contertulios que para bajar la fama, buena fama que tuvo Adolfo Suárez, presidente del gobierno saliente entonces, con su actitud ante el golpista, alegan que fue camisa azul en tiempos de Franco, o lo que es lo mismo: que siendo un jovenzuelo fue de la Falange.

Es como si alguien, ignorante total de lo que fue aquella época en la vida real, me achacara a mí que tuve que tomar un cursillo que ni me acuerdo cuánto duró, en la Sección Femenina, porque sin ese cursillo donde se obtenía la tarjeta creo recordar que de "Auxilio Social" (la tengo en algún cajón de mi casa aún guardada, pero no me apetece ahora mismo buscarla y saber exactamente cómo se llamaba), y sin la cual, una mujer, no podía trabajar en nada. Y cuando digo "en nada", quiero decir "en nada de nada". Sencillamente una chica no podía trabajar si no obtenía esa tarjeta... que sólo podía conseguir haciendo un curso de cómo pelar una naranja, cómo aprender a hacer vainica, poner una mesa y ser una buena madre y mejor esposa en el futuro. Y lo que es más gracioso es las jóvenes de entonces trabajábamos de día y hacíamos el dichoso curso por las noches. Era una especie de mili femenina, pero con la salvedad de que al contrario que a los chicos, nosotras teníamos las mismas obligaciones que siempre.

Bien, pues imaginemos por un momento que yo fuera un cargo político importante, y alguien, a su libre albedrío y con el sólo objetivo de degradarme de algún modo y sin más conocimiento que su propia ignorancia, dijera que no soy válida ni como persona ni como profesional de lo que sea... porque una vez, teniendo 17 años, "pertenecí" de alguna manera a la Sección Femenina, desconociendo, olvidando o simplemente no sabiendo de qué se habla que no había opción alguna a la voluntariedad propia.

Sí, ya; que quien perteneció a Falange lo hacía voluntariamente. Sí pero no. Si querías subir en algún escalafón de la vida pública, política o profesional en cualquier ámbito estatal, tenías que demostrar al régimen que eras afín a él. ¿Cómo?. Siendo de su máxima organización y que entonces era Falange.

No estoy disculpando nada porque creo que no hay nada que disculpar. Simplemente trato de explicar que juzgar con la alegría de la inconsciencia y con los ojos del ahora es una aberración. Se puede opinar, claro que sí (¡faltaría más!), pero juzgar...

Es como aquel que hoy dice que los soldados que hacían el Servicio Militar eran borregos porque cuando su capitán o comandante ordenaba, por ejemplo, que todos salieran en calzoncillos y camiseta, en pleno enero, al patio e hicieran flexiones y ejercicios, lo que tenían que haber hecho es negarse rebelándose. ¿En serio?. Quien diga eso no tiene ni pajorera idea de lo que era ir a la mili. Y que conste que el ejemplo que he puesto pasó en realidad.

Pues eso, que la Historia reciente o lejana no se puede enjuiciar con ojos del presente, porque entonces se estará cometiendo un gravísimo error, y con ello lo único que se consigue es no comprender nunca qué pasó y por qué.


Seguir leyendo...

Me da igual si alguien se enfada

Y me da igual también si alguien me califica de lo que sé no soy, pero estoy hasta aquí, exactamente hasta aquí, de que cuando se dice algo en contra de opiniones de otros, parezcas un apestado. Y más aún, que la gente en general y algunos en particular, se echen sobre tu cuello... y no te apuñalan porque todo este mundo de Internet es virtual, que si no...

Vamos a ver. En redes sociales, que lo cierto es que no practico mucho sencillamente porque no terminan de gustarme, suele haber como tres grupos generalmente bien delimitados (y por si alguien duda... sí, una red social podría ser facebook por ejemplo): los que se pasan, mensaje sí y mensaje también poniendo fotos de Dios, la Vírgen y algún santo y a continuación diciendo "amén" sin más; es habitual ver después tropecientos mensajes de aliados contestando igualmente "amén" sin más explicación. Nunca lo he entendido: ¿amén a qué, para qué, con qué sentido?. Repito: una foto, un amén... y cien amén como respuesta. ¿Alguien me lo podría explicar?. Y sin más ánimo que el de aclarar a quien pueda estar leyendo ésto: generalmente son siempre sudamericanos.

Pero es que luego hay otro grupo también bastante definido de gentes que se dedican a criticar su país, el nuestro... y nada más. Trataré de explicarme mejor: tú, por la razón que sea, eres de un país pero vives en otro. Y criticas días sí y día también, al tuyo, al mío... y fin. Debe ser una especie de deporte nacional sin más sentido que el de pasar el rato o algo así. Yo puedo no estar de acuerdo con cosas que ocurren en mi país, y de hecho es así y lo digo aquí, pero creo (y esto sí es una apreciación muy personal) que si hubiera tenido que emigrar a otro lugar, agradecería siempre que ese otro pueblo me hubiera acogido y me hubiera proporcionado un modo de vivir, con mi esfuerzo naturalmente, pero allí pude y aquí no. Y además creo también que me cuidaría muy mucho de criticar lo que hacen o dejan de hacer mis paisanos de origen, sencillamente porque no estoy peleando con y para ellos. No sé si queda muy claro mi concepto. Pondré un ejemplo por si acaso no.

No es el caso, pero supongamos que yo hubiera tenido que emigrar, por la razón que sea, a México siendo nacida en España. A México le estaría siempre agradecida por acogerme y dejarme montar una nueva vida allí, y por ese agradecimiento precisamente no les criticaría, no al menos de forma pública. Pero es que por respeto también al país donde nací y donde posiblemente nacieron y estén mis padres, tampoco criticaría de forma pública lo que ocurra o no en España... porque esa crítica sólo se entendería si yo siguiera viviendo en España, y estuviera tratando de que las cosas cambiaran. ¿Se entienden ahora mejor?. A voces, desde el otro lado del mundo, no se soluciona nada. Al menos es mi opinión.

Y luego, por aquello de ir finalizando, están los que como les toques el grano, revientan. Los que como no estés de acuerdo con ellos y les aplaudas, se cabrean muchísimo. Los que da igual si la cosa va de religión, de política, o de recetas de cocina... se cabrean igual y mucho. Los que no sé cómo serán en vivo y en directo, pero que cuando entran en una red social se convierten en pequeños monstruitos llenos de ira divina, y cuya argumentación suele ser el insulto gratuito y personal. Son lo que normalmente te explican que eres un imbécil y un idiota porque no estás de acuerdo con ellos, y de ahí no saben salir, y que cuando les preguntas que por qué no argumentan, te responden que encima eres gilipollas; y ante esos "razonamientos" una de dos, o te callas (con lo que entonces los imberbes creen que han ganado), o bajas al mismo pozo donde están ellos (y eso... jamás). Lo que sí te queda, al menos a mí, es un sentimiento de frustración, un "¿pero qué les pasa?, porque a veces no hablamos de niñatos que no tienen más allá de dedo y medio de frente, si no de adultos, hombres y mujeres hechos y derechos... o eso quieren aparentar, aunque lo del dedo y medio también va con ellos.

Antiguamente la gente se sentaba en los bares o en reuniones en las aceras y hablaban; incluso se discutían temas acaloradamente... pero hablaban. Ahora o estás conmigo o contra mí. No se dialoga, no se intercambian razones ni argumentos. Ahora se insulta y punto.

Es más, dicen que las redes sociales sirven para comunicarse unos con otros. Mentira. Tú ten el Facebook o el Twitter o lo que quieras quince días quieto parado, sin actualizar nada, sin moverlo... y verás un pueblo fantasma abandonado. Y esos, precisamente esos, son los "amigos" que tienes en Internet: ninguno. Y si no me crees haz la prueba... incluso con tu blog: si no escribes y sobre todo visitas a los ajenos... bluffff. ¿Que tienes muchos seguidores?. Permíteme: ja ja ja. Desaparece un mes y luego me lo cuentas.

Por eso mismo hay que escribir, donde sea, siempre, para uno mismo. Para la propia satisfacción personal. Si luego encuentras a alguien que valga la pena en el camino... cómpralo.


Seguir leyendo...

La justicia es igual para todos

Voy a ser muy breve. La mayoría hemos leído en prensa o visto en televisión el dictamen de la justicia sobre el caso Noos o lo que es lo mismo, Urdangarín. Todos nos enteramos hace unos días la absolución de Cristina la hija del ex rey y la absolución también de toda la rama valenciana sobre el mismo asunto.

La indignación generalizada en el país es un clamor... y no hablo de la clase política.

Se han reído de la ciudadanía y sin enrojecer mínimamente de vergüenza. Y el antes citado, su mujer, la familia real y algunos más deben estar carcajeándose de este país que dice y se cree que... todos somos iguales ante la ley.

Tú y yo por mucho menos hubiéramos estado en prisión esperando el juicio. Y tú y yo con las mismas condenas estaríamos en prisión hubiera o no recursos presentados. Ellos no... porque la justicia es igual para todos.

Dicen que la justicia es ciega... y eso sí es verdad... aunque de vez en cuando se levanta ligeramente el antifaz para ver si tiene que mirar hacia otro lado o no, dependiendo con quién estés emparentado.


Seguir leyendo...

Dios... lo que quisiera!

Quisiera destrozarte la vida. Quisiera hacerte tanto daño...

Sí, ya sé que no debería decir lo que he dicho; ni siquiera pensarlo y mucho menos sentirlo, pero estoy harta de ser buena, de aparentar que nada pasa. Estoy harta de muchas cosas. De muchas.

Sé que no se deben poner sentimientos en Internet, lo sé desde hace mucho... pero también estoy cansada de eso. Creo que ya me da todo igual.

Lo malo es que si pudiera... también sé que no podría, y no porque sea mejor de lo que soy, si no porque no tengo ese tipo de maldad. Una cosa es dejarse llevar con los pensamientos, con las palabras, y otra es lo otro. Sé que no podría, pero ahora mismo... No es que haya pasado nada distinto a lo de ayer, o la semana pasada, o el mes anterior, no; pero todo se va llenando y hay que soltar para evitar explotar.

Quisiera devolver algo de lo mucho recibido: tanto desprecio, tanto olvido; tanto escuchar, leer y sentir que siempre, de todo, tuve la culpa. ¿Y tú qué?. ¿Y tú qué?. Vete al infierno.

Tengo un tremendo dolor de cabeza. Hacía tiempo que no me daba tan fuerte. Y mira por donde la culpa es tuya. Ojalá pudiera borrarte de mi vida, tirarte al vertedero de donde no debías haber salido nunca. Tú y tu penosa vida. La mía lo es pero al menos yo lo sé.

Nunca sabrás lo que sentí por tí, nunca porque jamás fuiste capaz de pararte y pensar por qué perdonaba una y otra vez, por qué te dejaba volver siempre, por qué a pesar de tus espantadas volvía a sonreírte. Y encima te atreves a decir que nunca te amé. De nuevo: vete al infierno. No tienes ni puñetera idea de lo que es querer aunque presumas de ello.

Espero que te pudras en el agujero donde estás ahora mismo. Espero que algún día pagues por muchas cosas. Espero que no consigas olvidarme nunca.


Seguir leyendo...

Estibadores: una huelga con cachondeo

Ya el otro día hablé de los estibadores y sus privilegios, así que no me voy a repetir al respecto. Pero de nuevo toca hablar de ellos porque, rotas las negociaciones con el ministerio de Fomento, han convocado una huelga que de verdad suena a cachondeo.

Resulta que la empiezan el 6 de marzo (la huelga) pero... va a ser solamente los lunes, miércoles y viernes... y durante las horas impares de la jornada laboral. Vamos por partes.

Los lunes, miércoles y viernes con lo que empezarán los lunes (digo yo, que es el 6 marzo), los martes trabajarán, los miércoles no, los jueves sí, los viernes no, los sábados no, los domingos no... los lunes no... Bonito porque habrá que ver cómo se come que de viernes a martes no se mueva ni una carretilla de los puertos. Y luego todos "malos" (enfermos) los días pares, como si los viera.

Pero es que encima los días que "trabajen" lo harán en horas pares porque las impares son de huelga, es decir: 8 de la mañana, 10. 12. 14... O sea: paro y arranco, paro y arranco... No se lo creen ni ellos. Me los imagino en la "hora de trabajar": yendo al wc, que se me cae la tuerca, que si se me ha pinchado la rueda de hierro...

Porque la cosa encima tiene más inri. Resulta que la huelga es durante nueve días, pero como trabajarán días alternos... la cosa se alargará durante tres semanas. Lo diré de otra manera por si alguien se ha liado: Huelga de 9 días es igual a 3 semanas de huelga real. Así que no nos engañemos: el paro va a durar en realidad tres semanas.

Quieren paralizar el país, eso está claro. Quieren demostrar al país lo fuertes que son, lo unidos que están... y que sin ellos no somos nada. Les importa un carajo si Europa nos puede meter una multa que nos va a partir en dos por ellos. Lo único que les importa es seguir disfrutando de sus privilegios y de poder decir quién entra y quién no en su plantilla. Porque son privilegios de la época franquista, empecemos a llamar a las cosas por su nombre. No quiero que pasen a engrosar la fila de los trabajadores basura, que no es eso; quiero que si en los puertos hay trabajo, todo el que quiera pueda acceder a un puesto. Que quede muy clara mi postura.

Así que y es sólo una sugerencia: yo de tí, forastero, sin acumular porque pienso que tampoco es necesario, sí compraría un "poquito" más de lo normal, en plan cosas que aguanten... por si acaso. Sin exagerar, que tampoco hay que entrar en pánico (eso quisieran ellos), pero sí que funcione la cordura y la previsión por nuestra parte. Porque tampoco tenemos un gobierno que haya demostrado saber hacer nada ni tomar iniciativas, salvo esperar a que escampe.


Seguir leyendo...

Cuando se es... como se es

Todos hemos encontrado en la vida seres despreciables, de esos que no merecen ni la vida que viven. Pero como en todo, incluso en la despreciabilidad hay categorías que suben o bajan el escalafón.

Los hay que se amparan en su supremacía, no sé si blanca o no, pero supuesta supremacía en cuanto a ser más inteligentes que el resto. O al menos más listos. Son esos sujetos (y sujetas) que se conciben a sí mismos muy superiores... y nunca he entendido por qué. Incapaces de mirar su propio ombligo y menos aún de reconocer sus propios fallos; no hablo de pedir perdón al otro, que ni eso tampoco, si no al menos de hacerlo hacia uno mismo. Y es que la soberbia les puede, porque son tan pluscuamperfectos, que no conciben cometer error alguno. Siempre son los demás. Y luego, conforme avanza el tiempo y la vida resultan ser unos pobres desgraciados, que se pasan los años buscando sin saber qué.

Luego están esos otros que tampoco tienen desperdicio. Los que ya no sólo se autodefinen como, además de listos (más que los demás, naturalmente), astutos, sabios y para rizar el rizo... llenos de una suave línea de ironía que les lleva a ser incluso inteligentes. No se puede ser más tonto, pardiez. Son esos sujetos (y sujetas) que tienen, diagnosticado o no oficialmente, un clic mental en distinta dirección que el resto y de ahí su "talento"... según ellos, claro. Son quienes también en la soberbia de la superioridad presumen e incluso se vanaglorian de hacer siempre lo que quieren y cuando lo desean, sin importarles si hacen o no daño. Son egocéntricos en grado máximo, que viven como las apisonadoras: ésto quiero y no hay nada que negociar; y si no lo consiguen son como animales incontrolados cuyo único argumento es la fuerza. Lo malo de estos seres es que caminan por la vida aparentando ser normales, ser lógicos y equilibrados, cuando en realidad deberían estar permanentemente en observación, aunque sólo sea para evitar que hieran a otros.

El final, tanto de los primeros como de los segundos es claro: el rocambolesco mundo de una mente que no sabe salir de sí misma y mirar hacia afuera. Unos, como ya he dicho, diagnosticados; otros posiblemente no. Pero todos terminando acompañados siempre por una obsesión: la culpa es de los demás y jamás de ellos. Al fin y al cabo son unos pobres dementes buscando lo que nunca encontrarán.

Esos dos estereotipos, unidos por un mismo drama, son dos extensiones enfermas del ser humano, pero no por ello merecen compasión porque la crueldad es su habitual arma arrojadiza. Cada uno la emplea de forma distinta, pero ambos quieren hacer daño. Por eso quizás lo más aconsejable es mantenerse apartado de ellos, aún sabiendo que otros terminarán padeciéndoles. Incluso cuando su propia locura les lleve a tener que ser encerrados -y ese será siempre su final- será un alivio para el resto. La pena es que mientras tanto van dejando cadáveres a su paso.

Si un violador, por mucho que haya cumplido su pena, sale a la calle... volverá a violar. Si a un enfermo mental se le deja en libertad, por muy medicado que esté...

Seguir leyendo...

Todos somos iguales ante la ley

Lo que me sale es reírme a carcajadas pero voy a contenerme porque todos somos iguales ante la ley, cierto, sí... pero depende.

Depende de cómo te llames, de a qué familia pertenezcas, de a quién conozcas, de que al levantar el teléfono suene pi pi piiiiii o responda alguien sin haber marcado... en fin, que depende.

No es lo mismo robar un chorizo en un supermercado que decir que lo que estás pidiendo y recaudando para los niños que tienen cáncer. No es lo mismo... y si no que se lo pregunten al del chorizo.

No soy jurista y por lo tanto no sé de qué hablo, pero (y pregunto a quien lo sepa): si a alguien le condenan a 6 años y tres meses de prisión como condena por un delito... ¿entra inmediatamente o casi en la cárcel o le dan tiempo a pensárselo?. Y ya puestos pregunto algo más: ¿se le permite vivir fuera de España o se le quita el pasaporte y a lo mejor, a lo mejor, se le pone una de esas pulseras para saber dónde está?. Qué ignorante soy, carajo!!!.

Ahora lo que sí hay que reconocer es que no hemos avanzado tanto, en cuanto a progreso, quiero decir, porque nuestras abuelas, sometidas bajo el yugo dominante del varón, no se enteraban nunca de nada y el marido jamás les comentaba lo que hacía y deshacía; recordemos que por aquel entonces la mujer era considerado un ser inferior, torpe y sin capacidad de decisión alguna. Ahora igual que antes la esposa no se enteraba de nada... y no miro a nadie.

Y que nadie haga palmas con las orejas, que todavía está por ver que salvo el pardillo del socio, alguien más entre en la cárcel. Y dejo para otro rato lo de que toda la rama valenciana haya sido absuelta. De chiste.

Seguir leyendo...

Y seguimos con las tonterías

Esta vez no voy a escribir mucho, porque últimamente estoy cansada, muy cansada de tanta tontería respecto a muchas cosas.

De nuevo alguien que no me cae especialmente bien pero con quien siento empatía cuando el cáncer le golpea la vida, el cantante de Jarabe de palo, y de nuevo la repetición de más de lo mismo: que se ha curado... al año, que se le ha repetido dos meses después, que cuenta como si de un diario se tratara su repetida travesía. En serio y respetando lo que cada cual quiera hacer... ¿no os cansa repetir lo mismo?. Sí, ya sé que cada uno de nosotros es irrepetible y que lo nuestro, lo personal, es lo más importante del mundo. Pero cansais, de verdad que cansais.

Ni uno se cura al año, ni es un nuevo cáncer el que se repite (simplemente "sale" por otra parte del cuerpo), ni hay por qué pregonar tan al detalle el proceso y los tratamientos. Está bien dar esperanza a los que comienzan en esta difícil andadura, pero no hay que mentirles, no hay que engañarles. El cáncer, cualquier cáncer, es lo que es y el enemigo es nuestro propio cuerpo.

A quienes hay que darles y muy duro es a quienes recortan la investigación, y a los laboratorios que se están haciendo de oro con tantísimo medicamento y tratamiento. A todos ellos ni agua, pero a los demás, a los que están luchando por su vida... no engañarles con ese obsceno "se ha curado". Por favor, por favor, basta ya. Y más cuando se está muriendo la gente a manos llenas por esa puta enfermedad.

Lo siento, pero llevo ya mucho tiempo que no estoy ni para bromas ni para tonterías con este tema.

Seguir leyendo...

La inmortalidad mortal

Hace muchos años, cuando aún ni existían -o casi- los ordenadores y yo andaba en plena euforia de escribir cuentos y cosas más largas, tuve el ingenuo pensamiento de cómo podía preservar lo escrito. No era, ni mucho menos, un querer pasar a la posteridad como escritora, algo que eliminé al comprender que ese mundo ni era para mí ni me acogería, si no la ilusión, quizás propia de la edad, de querer que "mi obra" perdurara después de mí. Y eso que entonces era muy joven.

Después pasó el tiempo, dejé de escribir al menos de aquel modo, y aquel proyecto quedó en nada, hasta que un día llegaron los ordenadores... o al menos, yo los descubrí. Volví a escribir, aunque de otra forma. Y un día reencontré esos viejos escritos y aparecieron las ganas de que no se perdieran.

Busqué alojamientos para archivos por Internet, pero pronto me encontré que no eran fiables: muchos de ellos desaparecían apenas con cinco años de vida, y actualmente casi ninguno existe ya... y cuando hablo de alojamientos hablo también de lo que todo el mundo conoce como "nube": es decir, subir archivos o documentos a un lugar en Internet donde se supone estarán más seguros que en nuestro ordenador. Porque hay que decirlo claro: los ordenadores están programados (al igual que cualquier electrodoméstico de nuestra casa) para romperse; pero en el caso del pc... se pierde todo lo que tengas, y da igual que lo guardes en un cd, en un dvd, en un pendrive... da igual porque ya se conoce que cualquiera de esos elementos se deterioran con el tiempo sin que se pueda hacer nada para evitarlo, ni valgan nuestros cuidados.

¿Entregarle esos cuentos/libros a alguien para que los custodie?. Dejando aparte que tengas o no a alguien a quien le puedas encargar eso, tampoco es garantía de nada. ¿Por qué?. Porque no todo el mundo tiene el mismo sentido para la valoración de algo antiguo, obsoleto, viejo...

Llegados a este punto, el resto es complicado. ¿Qué hacer con esos escritos, nuestros, que queremos no terminen en cualquier basurero, y más pensando que ahora nadie se toma la molestia de leer más allá de cuatro párrafos... si no son muy largos.

Libros, cuentos, memorias, novelas, genealogías...

Hacer un blog y colocarlos ahí tampoco es la solución. Quién no recuerda sitios que hace apenas unos años estaban repletos de blogs de éxito y de los que hoy no queda absolutamente nada (wanadoo, yahoo, geocites...).

¿Qué hacer entonces?. No lo sé, sinceramente no lo sé.

Hace muchos años y con toda la ilusión que creo es fácil imaginar, le regalé a mi sobrino (siendo éste un niño pequeño aún) la única novela que tengo escrita. Alguien y quizás con razón, dirá que fue una solemne tontería porque el crío no tenía edad para comprender, pero quise, en presencia de sus padres, regalarle ese libro precisamente para que cuando fuera mayor, tuviera algo de su tía, un regalo irrepetible... Es más, incluso se lo dediqué para que lo leyera... de mayor. Con el tiempo su madre (y el niño) cambiaron de vivienda, y pasados los años un día le pregunté por mi novela: como en su momento la habían subido a la buhardilla (???), se quedó allí olvidada junto con trastos que no se llevaron.

Hay escritores, compositores, pintores... que muchos años después de su muerte alguien abrió un viejo baúl o un lúgubre sótano y encontró manuscritos, partituras, telas... No es mi caso porque ellos eran famosos y además nadie tiene baúles: ahora existen los contenedores de basura.

Seguir leyendo...

Borrachos y drogados

Todos hemos sido jóvenes, y todos también hemos hecho tonterías en esa época, pero una cosa es ser gilipollas a los pocos años y otra muy distinta ser un criminal. Y eso precisamente es lo que son esos sujetos que cogen un coche y que se aparten los otros, olvidando que lo que tienen entre las manos puede ser un arma mortal.

Ayer un coche con seis ocupantes fue en dirección contraria. Se le dieron toda clase de avisos de que iban mal; los omitieron todos, hasta que al final y siendo perseguidos por la policía, chocaron contra una ambulancia que llevaba a cuatro personas dentro. Hay dos muertos -menos mal que los dos del coche del kamizake-, y supongo que la historia continuará a partir de ahora con la confesión del conductor de que había bebido o iba drogado, o las dos cosas. Y eso, según la ley, es un atenuante no un agravante.

Pero es que todos los fines de semana tenemos algo parecido. Porque una cosa son los accidentes de tráfico y otra muy distinta lo de estos tarados mentales. Si ellos quieren "jugar" que se vayan al monte y se despeñen, pero que dejen al resto en paz. Esta vez sólo ha habido heridos entre los ocupantes del otro coche, la ambulancia, pero no es la primera vez que un anormal mata a un inocente, y todo porque se estaba "divirtiendo".

Lo que ya me puede es algo que he mencionado antes; que en vez de subir la condena cuando la haya, el ir borracho o drogado la rebaja, como si se tratara de una enfermedad que uno coge sin quererlo. No sé, no entiendo ni quiero entenderlo, qué clase de justicia es esa, porque sólo imaginar lo que debe ser para la familia del inocente escuchar en el juicio que "eso" quita castigo, debe ser para reventar.

Tan asesino es uno que le mete una navaja a alguien por robarle la cartera como el que coge un coche, va en dirección contraria SABIÉNDOLO y mata a otro conductor. Y por mucho que alguien quiera explicarme que no es así, no lo entenderé. Y si ese SABIÉNDOLO va como una cuba o hasta arriba de lo que sea, peor. Y no hay otra. Creo en la justicia pero no en la que exime de culpa porque alguien que va a coger un coche se beba en unas horas seis cubatas.

Cuando yo era joven, también íbamos de juerga, y también bebíamos... pero los que llevaban los coches se abstenían y no salían de la cola a secas o de los zumos. Y conocíamos perfectamente dónde estaban los controles policiales de alcoholemia. Es más: cada fin de semana uno de cada coche era turnado, para que no siempre fueran los mismos quienes conducían. Así es que el invento ya está inventado desde hace muchos años; solamente hay que tener voluntad de copiarlo.

La única enfermedad es la juventud... y se cura con el tiempo.

Seguir leyendo...

Lo de los estibadores

Llevo desde ayer que leí la noticia buscando información, porque realmente con relación a los estibadores españoles tenía casi nula información, salvo algo que me pasó personalmente y que se parece, con la cofradía de pescadores, donde fui hace muchos años a unas oposiciones como administrativa, y después de hacer el exámen y estar esperando resultados, me enteré que no tenía nada que hacer porque... no era hija ni pariente de pescador; y es que allí no entraba ni Dios de fuera. Pues con los estibadores, y ya con la información que tengo, ocurre lo mismo. Pero vamos por partes.

Un estibador, para quien no lo sepa, es la persona encargada de cargar y descargar mercancías en un puerto. En la actualidad la mayoría se hace con maquinaria, pero aún así el estibador es alguien imprescindible. Son como los funcionarios: cobran del Estado, pero con una peculiaridad importante que no hay que olvidar. Son un sector privilegiado (cobran, según su cargo y primas correspondientes, entre 5.000 y 8.000 euros mensuales), los puestos de trabajo sólo se consiguen siendo pariente o familiar de uno de ellos; y lo de las ocho horas diarias parece que no va mucho con ellos ya que con estar en el trabajo 2 ó 4 cumplen el requisito. Insisto en que estos datos son tomados de Internet y por lo tanto pueden variar, pero también quiero decir que son la media de un compendio en los que al parecer muchos sitios y medios coinciden, por lo tanto no deben estar muy apartados de lo que es la realidad portuaria en España.

Y ahora la pregunta del millón: ¿y en que nos afecta lo que pueda pasarles a estos señores? (que por cierto son siempre varones... recordemos que casi siempre se utiliza maquinaria y no cargan personalmente los fardos). Pues resulta que el gobierno quiere liberalizar el sector puesto que no tiene ningún sentido que unos empleados del Estado tengan una especie de mafia cerrada, donde no trabaja más que quienes ellos quieren y con los sueldos que les parecen bien. Es como aquello que todos recordamos de los sueldos, primas y prebendas de los controladores aéreos, que echaron un pulso al gobierno de la época porque no consintieron que "se les tocara"; y con un poco de memoria, todos también recordamos el final de esa historia.

Los estibadores, ante el más que posible decreto del gobierno (que tiene hasta marzo para sacarlo a la luz), están convocando movilizaciones para cuando se produzca. Hablan de que tal partido les apoya, tal otro no tanto, y que si les engañan y no consiguen seguir como están... lo revientan todo (palabras textuales en el vídeo que coloco más abajo).

Si los estibadores entraran en conflicto no podemos negar que complicarían y mucho al país, porque quedaría paralizado absolutamente todo: industrias, comercios, alimentación... tanto exportación como importación. ¿Que están defendiendo sus derechos laborales?. Sí y no según mi opinión. Sí porque está claro, todos lo estamos viendo, que se iría al empleo en precario y a que otras empresas pudieran instalarse en el sector, con lo que habría competencia, algo que no existe actualmente. Pero no porque un país no puede consentir el monopolio de unos privilegiados sobre el resto de la población, máxime cuando hay más de cuatro millones de parados. Que ellos mismos cuestionen quién puede o no trabajar en el sector es algo inadmisible... y los sueldos que cobran, también.

Con relación a sus sueldos quiero añadir algo. Es cierto que no todos cobran lo mismo porque para eso están las categorías profesionales, pero es que tienen pluses (recompensas monetarias adicionales) hasta por respirar: que si trabajas un día por la tarde... en verano... un plus, que si trabajas en un remate, otro... y así todo. Que sí, que todo eso lo querría para cualquier trabajador del sector que sea, sí, rotundamente sí, pero es difícil admitir que haya un sector de EMPLEADOS ESTATALES que parezcan los niños de papá. Que cuando se lee diariamente que una persona puede tener 15 ó 20 contratos en menos de una semana y cobrar 8 ó 10 euros por contrato y jornada, que cuando se lee que hay gente que muere porque no puede encender una estufa, que cuando se conoce que una madre/padre tiene que robar leche de un supermercado para que sus hijos coman, o que los pensionistas (salvo de nuevo los privilegiados) están perdiendo poder adquisitivo del orden del 3% OFICIAL, todo lo anterior clama al cielo. ¿Que eso es hacer demagogia -dirán muchos-?. Vale, pues soy demagoga, pero que alguien con narices lo desmienta punto por punto.

Yo no quiero ni mucho menos que los estibadores pasen a la pobreza del resto, ni que dejen de ganar lo que ganan (si lo trabajan); lo que digo es que si como se cuenta allí no entra nadie que no sea "de sangre", si con dos horas (o cuatro) de trabajo ya han cumplido, si "yo me lo guiso yo me lo como tú me pagas y a callar", si como cuentan son una especie de mafia cerrada... y si encima se amenaza con "reventarlo todo" sin dar ninguna idea-respuesta a qué más cosas se pueden hacer para llegar a acuerdos, pues a lo mejor y sólo a lo mejor os pasa lo que a los controladores aéreos. Porque no se puede echar un pulso a todo un país, por muy acobardado que esté como estamos.

Y ya finalizo. En el vídeo el que en el momento de decir el sindicalista que "o lo reventamos todo" todo el mundo asistente salte en un grito alegre y gozoso, me ha preocupado. Y es el único momento en que esto ocurre. Cierto que al final el mismo sindicalista pide calma, pero ya sabemos lo que es pedir tranquilidad a un grupo que a lo mejor lo único que quiere es demostrar al resto lo fuertes que son, parando tráfico, quemando neumáticos, paralizando y poniendo de rodillas a un país... para salirse con la suya. Siempre me ha preocupado la violencia, y el estallido de "entusiasmo" que se ve en el vídeo es sinónimo de que a muchos les "divierte" la situación.

NOTA POSTERIOR:
Me he dado cuenta de que quizás no ha quedado del todo clara mi postura. Apoyo el que cualquier trabajador tenga una jornada y un sueldo lo más digno posible. No estoy de acuerdo con la precariedad que estamos padeciendo, y NO QUIERO que los estibadores pasen a formar parte de ese grupo de desesperados. No quiero que pierdan sus derechos, si no que los recuperen el resto. Pero tampoco me parece bien que si no eres pariente no puedas trabajar allí, y que si la jornada establecida es por ejemplo, de 7 horas ellos trabajen 4 y ya está. ¿Que cobran 6000 euros al mes?, ojalá yo los hubiera cobrado cuando trabajaba... ahora seguro que tendría otro monto en la pensión.

Repito: no quiero que ellos bajen; quiero que el resto subamos.

Se me olvidaba: he trabajado con un armador... que no es lo mismo pero...

Y por último y esta vez de verdad, una pregunta: ¿dónde estaban los estibadores cuando se publicó el decreto de la reforma laboral por el que los otros españolitos perdían su trabajo y entraban en la precariedad?. ¿Dónde estaba ese gran colectivos que ahora se muestra indignado por lo suyo, cuando al resto nos dejaban a los pies de los caballos (entiéndase como cola del paro)?. ¿Dónde estaban cuando había que haber parado aquel decreto que ponían al trabajador, a ellos no claro, de rodillas?. ¿Dónde estaban, y me duele hasta el decirlo, cuando no hace tanto este país se asomaba a los 6 millones de parados, con casi dos millones sin absolutamente ningún ingreso?. Y ahora querrán comprensión de la ciudadanía.




Seguir leyendo...

Va de burros... sin señalar

Es tan bonito que es para cuando se termine, volver a verlo.

Es muy cortito.




Seguir leyendo...

Quién de los dos presis está haciendo el ridículo?

Ayer hablaron por teléfono el presidente de EE.UU de América y el presidente de España. Casi inmediatamente la Moncloa metió el turbo para contar a su país lo que habían hablado. Hoy la Casa Blanca ha dado el suyo sobre lo mismo. Reconozco que me he reído durante un rato leyendo el segundo y recordando el primero. Pero vamos por partes, que no todo el mundo tiene por qué saber de qué hablo.

Moncloa ayer:

Los dos presidentes han hablado de que sería bueno que España fuera el interlocutor de los EE.UU en Europa y Latinoamérica, por aquello de que nos llevamos muy bien todos. (Lo de Colón no cuenta... eso lo digo yo).

Nuestro amigo Donald (no el pato, si no el presi) se ha mostrado muy, pero que muy interesado en cómo va España; si estamos saliendo de la crisis, cómo lo hacemos... (a lo mejor es que nos quiere copiar algo).

Y por último se habló de terrorismo y de lo bien que nos hemos llevado siempre, a lo que el nuestro, Rajoy, contestó que estamos muy contentos porque tenemos un gobierno estable (yo: mentirosillo!!!) y que nuestra economía está subiendo un 3%. (Añado: seguro que el cowboy se emocionó al oír todo eso.


Casa Blanca hoy:

Trump recordó a nuestro presi que pertenecemos a la OTAN y "pidió" (si no se puso de rodillas... ni agua) que subamos al 2% el dinero que damos para ayudar a la defensa del mundo. Ahora estamos dando el 0,9% de nuestro PIB.

Siguió con que hay que eliminar el estado islámico. (No le veo yo preguntando: ¿qué te parece eso Mariano?).

Y terminó diciendo que esperaba seguir acordando con el gobierno español que hay que ir juntos por la seguridad y contra el terrorismo.


La cosa duró 15 minutos pero.......... parece que con la única persona que habló Rajoy es con el traductor, porque Donald no habla nuestro idioma y Mariano no habla inglés, así que Trump al lado del que traducía (que parece es quien tenía el teléfono) le contaba a Rajoy cosas, éste respondía y el que entendía a los dos se lo decía al rubiales.

Lo que está claro, según ambos dos comunicados es que no hablaron de lo mismo, porque en el papelico de la Casa Blanca no se menciona para nada lo interesado que estaba el presi americano por cómo nos va. Yo creo, y sí, estoy siendo mal pensada, que a lo mejor hasta tuvo que mirar o preguntar dónde narices estamos. Y sinceramente no veo yo a nuestro amigo Donald (repito que no es el pato), con el carácter y las formas que se le intuyen, ni pidiendo, ni preguntando, ni nada por el estilo y menos a nuestro Mariano... que habrá que ver cómo dice el yanqui lo de "Mariano".

A mí, y no sé yo si no habría que llamar en plan privado el presi americano por aquello de preguntar si se les ha olvidado o qué, me ha faltado en el comunicado de la Casa, mencionar que estaba interesado en cómo nos iba, porque no creo que Moncloa haya mentido ¿verdad que no?. Sí, ya sé que hacen mucho el ridículo pero... ¿tanto?. Porque lo de ser interlocutores... Sí, tiene que habérsele olvidado comentarlo. Seguro que sí. Y es que como el americano es jefe de su país desde hace poco, no sabe todavía.

Pues nada, a ver si Donald Trump lee este post y escribe en un comentario que quiere mi teléfono para hablar de cómo, entre los dos, arreglamos el mundo.


Seguir leyendo...

José Luis Pérez de Arteaga

Reconozco que al leer el titular de la noticia y ver su imagen, no le he reconocido. He tenido que empezar a leer y casi desde el principio he visto la luz. Y reconozco también que al ubicarle en mi memoria, he sentido una profunda pena. Es, era uno de esos personajes al que reconoces por su voz pero sobre todo al que le debes muchísimo de la escasa cultura musical que tienes. Últimamente, es cierto, apenas escucho la radio, pero aún así alguna tarde sí he buscado en ese transistor que casi no funciona, su emisora, esa en la que era una delicia escuchar sus comentarios, sus enseñanzas y su música, esa en la que intentaba enseñarnos a amarla. Y lo consiguió durante muchos años.

Pero posiblemente mucha gente le recordará como la voz del Concierto de Año Nuevo, esa voz que no se limitaba a contarnos qué íbamos a escuchar, si no que adornaba con multitud de datos que conseguían atrapar siempre. Era su manera de compartir tantos conocimientos que tenía con aquellos que apenas sabíamos nada.

Ha muerto hoy a los 66 años. Nula es la información al respecto.

Todos los que amamos la música clásica hemos quedado un poco más huérfanos, un poco más solos.



Seguir leyendo...

Increíble pero cierto. George Michael

El cantante George Michael murió el 25 de diciembre por causas que en un principio se consideraron normales (un ataque al corazón). Como a cualquier muerte anómala, se le efectuó la autopsia, la cual al parecer no dio resultados definitivos, por lo que las pruebas se ampliaron a las toxicológicas.

Solemos leer, quienes leemos prensa, que éste es un país de pandereta y que deberíamos aprender del resto de los europeos. No digo yo que a veces la cosa sea cierta, pero también lo es que en todas partes cuecen habas, y que uno de los países más serios y sólidos de Europa, Inglaterra, Reino Unido, Gran Bretaña o como se le quiera llamar (que últimamente me hago un lío con eso), también tiene cada metida de gamba que no es precisamente para servir de ejemplo. Porque no tiene desperdicio de lo de George Michael que, a día de hoy... sigue sin haber sido enterrado... porque faltan esos últimos resultados toxicológicos.

Es decir: tienen el cuerpo en una nevera, después de casi ya dos meses, por culpa de unos análisis específicos.

Cierto que todos vimos las imágenes de su entierro, o eso nos dijeron. Buscando más información (curiosa que es una), resulta que aquellas fotos eran en realidad la ceremonia de despedida que le hicieron amigos y familiares... pero su cuerpo seguía y sigue en frío.

Si eso mismo pasara en España, muchos estarían poniendo el grito en el cielo y lloverían los insultos al país; como está ocurriendo en el de los hijos de la Gran Bretaña, no pasa nada.

Me ha chocado tanto el esperpento que es la noticia, que he tenido que venir a contarlo. Seguro que si George Michael estuviera enterrado, se removería en su tumba; habrá que esperar a ver si lo hace cuando esté.

Seguir leyendo...

Y si encuentra algo mejor cómprelo

El eslógan de lo que se ha convertido hoy mi título, venía creo que sobre los años 80 referidos a un detergente muy conocido, pero hoy viene al pelo en el tema que nos ocupa.

Dicen los comerciantes que no venden, oiga. Las estadísticas hablan en cambio de que el consumo está aumentando. Algo no cuadra. No tengo la solución, pero sí a lo mejor una idea de lo que puede estar pasando. Vamos a ello.

El otro día estando en la farmacia, entró uno de los dueños de la clínica veterinaria que hace casi dos años abrieron en mi barrio. Es la segunda que hay en la zona por lo que quienes tenemos mascotas podemos elegir. Se sorprendió al verme -hace mucho que no voy- y como últimamente ando muy lenta, me alcanzó algo después. Estuvimos hablando.

Se quejó -imagino que me tomó por un paño de lágrimas, porque escuchar todavía sé hacerlo- del poco éxito que, comercialmente, estaban teniendo; las ventas apenas cubrían los gastos. He de añadir que la clínica, visiblemente, está muy bien: es grande separada en dos zonas, la del veterinario propiamente dicha y la de venta de animales, piensos y artilugios. Me contó que salvo los pajaritos, ha tenido que eliminar la venta de perros, gatos, hámster..., porque se le hacían grandes en las jaulas al no venderlos, y no le resultaban por tanto rentables. No pude evitar medio sonreir, porque lo de entrar en la tienda y ver a los animalitos enjaulados era algo que solía llevar mal (yo).

Estuve a punto de recordarle cómo fue la última vez que pisé su comercio, pero al verle abatido lo dejé para mejor ocasión.

La cosa ya venía torcida aquella última vez por percances anteriores, pero en aquella ocasión la cosa ya rizó el rizo del absurdo. El pedido de pienso para mis mascotas había que hacerlo con tiempo, o lo que es lo mismo un par de semanas antes de necesitarlo. ¿Por qué?. Porque tenían que pedirlo (no solían tenerlo en existencia); hasta ahí puedo entenderlo porque mis dos chicos comen piensos distintos a los corrientes: el uno porque ya es mayor y la otra porque su estómago solamente admite un pienso concreto; no son más caros que el resto, pero sí específicos. Lo que siempre me ha costado entender es que comprándoles todos los meses... siempre hubiera que pedirlos con tiempo, pero imagino que el problema real es que no había fondo monetario para comprar alegremente.

Aquella última vez tuve que pedir los piensos hasta en tres ocasiones porque no los traían sin más explicación que "no había, no lo habían traído, lo buscaremos en otro almacén..." y así hasta el infinito. Y yo agotando mis reservas y quedándome, físicamente, sin nada que dar de comer a los míos. Porque cualquiera que tenga mascotas sabe que no les puedes dar "cualquier cosa", sin correr el riesgo de que enfermen.

Finalmente me trajeron uno, repito que después de tres visitas inútiles, y el del gato... no lo encontraron. Y se quedaron tan panchos. Me enfadé. Y mucho.

Yo tenía, desde hace años, un lugar donde pedía siempre esos dos saquitos... en Alemania. Se pedía por Internet y te lo traen a casa. Dejé de comprarles por aquella cosa de ayudar una nueva tienda en tu barrio, una fantasía benéfica que tengo de vez en cuando. Lo mismo que la penúltima vacuna de mi perra que, un día mirando su cartilla vi que le faltaba una pegatina; miré en Internet y me enteré que no le habían puesto la de la rabia; fui a la veterinaria (la misma de la que llevo hablando un rato) a preguntar y... no supieron contestarme: no "entendían" de qué les hablaba y dónde estaba el problema... Entonces llevé perra y cartilla a la otra veterinaria, la de toda la vida (la nueva me pillaba más cerca de casa, y a estas alturas de mi vida las distancias son importantes): efectivamente faltaba la vacuna de la rabia porque en vez de trivalente se la habían puesto bivalente y no sabían por qué. Ahora vacuno a mi perra en la clínica "de toda la vida"... y compro los piensos en Alemania donde además ni me cobran portes y encima ahorro casi veinte euros en cada pedido.

Todo eso estuve a punto de contárselo a quien me estaba relatando sus desventuras comerciales, pero me dio pena, una pena quizás mal entendida por mi parte, pero me la dio. No creo que no se hubiera dado cuenta que no voy, que no entro desde hace casi un año. Y como yo supongo que mucha gente tendría historias que contar.

¿Que no venden?. Y menos que venderán hasta que terminen cerrando. Algunos le echan la culpa a las grandes y medianas superficies; puede que algo de razón tengan... pero no toda. Otros que no tienen ni Mercadonas ni Carrefour cerca y por lo tanto no existe competencia, también ven disminuir su clientela (como este veterinario), y no saben entender por qué cuando es muy fácil. Si me sale más caro comprarles y encima lo tengo que traer yo... me busco la vida; siempre habrá alguien que sea listo e invente, porque lo de explicar el ahorro que me supone, en cada compra de pienso, y lo traen desde Alemania... tiene su punto. Pero es que como eso hay montones de ejemplos: ¿por qué comprar plantas por Internet tiene un coste generalizado en portes de 12-14 € tarifa plana, o va aumentando según peso hasta cantidades desorbitadas, y en cambio hay otros sitios que SIEMPRE y compres lo que compres cobran 5 euros de portes?. No sé la respuesta, pero sí sé que a la hora de comprar si ves que los porten suben más que los productos, lo anulas y a otra cosa.

Creo que tal y como están las cosas, hay que inventar lo inventado, hay que ser listos y espabilados, y no pueden esperar que los clientes aparezcan por generación espontánea... porque los clientes sí hemos espabilado y sabemos mirar, comparar y comprar. Pero parece que ellos, los comerciantes, no se enteran y siguen en la puerta... viéndonos pasar.


Seguir leyendo...

Cuántas veces amor, te amé sin verte...


Lo que sigue está "robado" del blog de una amiga... incluída la imagen. Así que ya sabes auroraines... soy una ladrona.


Cuántas veces, amor, te amé sin verte y tal vez sin recuerdo,
sin reconocer tu mirada, sin mirarte, centaura,
en regiones contrarias, en un mediodía quemante:
eras sólo el aroma de los cereales que amo.

Tal vez te vi, te supuse al pasar levantando una copa
en Angola, a la luz de la luna de junio,
o eras tú la cintura de aquella guitarra
que toqué en las tinieblas y sonó como el mar desmedido.

Te amé sin que yo lo supiera, y busqué tu memoria.
En las casas vacías entré con linterna a robar tu retrato.
Pero yo ya sabía cómo era. De pronto

mientras ibas conmigo te toqué y se detuvo mi vida:
frente a mis ojos estabas, reinándome, y reinas.
Como hoguera en los bosques el fuego es tu reino.


Pablo Neruda
Soneto XXII

Seguir leyendo...

La polilla guatemalteca en la patata española

Reconozco mi ignorancia sobre el tema, por lo que al leer la noticia he tenido que ampliar mi lectura para saber más.

Según ha dictaminado el gobierno español mediante decreto, hay que acotar los campos donde se haya sembrado patata, en las zonas de Galicia y Asturias, aunque la cosa parece que reviste gravedad, y no se sabe hasta qué punto puede llegar a afectar a todo el territorio nacional. El decreto afecta a todo el territorio español.

Parece que se ha detectado la presencia de la polilla guatemalteca en dichos campos, y para evitar su propagación se debe hacer el acotamiento en un kilómetro más allá de lo que sea el campo afectado en sí.

La polilla guatemalteca (tecia silanivora) es un gusano que se introduce en el tubérculo y se alimenta del mismo haciendo túneles en su interior, con lo que la patata queda completamente inservible para el consumo. Al mismo tiempo va introduciendo también sus larvas por esos mismos conductos. Se propaga con gran facilidad (tiene alas como cualquier otra polilla).

Canarias lleva afectada con esta plaga desde 1999 y por ello está prohibida la importación a la península de este tubérculo (personalmente desconocía estos datos).

Este tipo concreto de polilla fue descubierto en 1973 en Guatemala (de ahí su nombre), se ha ido expandiendo por toda América Latina y llegado a nuestro país por medio de la importación.

El decreto no solamente habla de patata sembrada, si no también de cualquier tipo de semilla, abonos específicos, etc. Es decir: todo lo que tenga que ver con ella, ya que la polilla suele "esconderse" si se siente amenazada.

Su erradicación consiste en arrancar todas las plantas y quemarlas... no volviéndose a sembrar en esa tierra durante dos años.

Añado al final de este artículo un enlace al documento donde el gobierno español trata el problema, por si alguien está interesado en leerlo.

Y ya como cosa mía: si llega a algún hogar patatas que al partir se vea que tiene túneles... tirarla entera sin más; y no cocer nunca las patatas enteras. No hay que olvidar que aunque no se vean... dejan a sus larvas allí. Creo que no hace falta añadir nada más.



Decreto del gobierno español.

Seguir leyendo...

Rita Barberá y el resultado de su autopsia

Rita Barberá, la que fue alcaldesa de Valencia con mayorías absolutas, una tras otra, durante cinco lustros, murió el pasado noviembre de forma sorpresiva en el hotel donde se alojaba. Su deterioro físico en los últimos tiempos era evidente, pero la mayoría -y me incluyo- pensamos que los juicios pendientes en los que estaba como imputada le estaban pasando factura.

Pues sí pero no. Hoy se han filtrado los resultados de la autopsia -cómo no... todo tiene un precio- y con ello se ha sabido que Barberá tenía un cirrosis que la estaba matando. Era cuestión de tiempo nada más.

Y naturalmente salen a la palestra los que todo lo saben y ya están diciendo, como caballos desbocados, que Rita bebía como un cosaco y por eso lo de la cirrosis (que es una enfermedad muy muy grave del hígado, para quien no lo sepa).

A ver, yo no sé si esa señora bebía mucho, poco o nada... porque no la conocía ni me iba con ella por las noches. Sólo conozco lo que mostraba en sus apariciones. Tampoco estoy defendiendo nada, ni de ella ni del Partido Popular, pero creo que de nuevo la ignorancia más becerril campa a sus anchas.

La cirrosis no SOLAMENTE se contrae por beber mucho y constantemente durante años. La cirrosis es una enfermedad del hígado, y como cualquier otra enfermedad puede tener como causa muchas otras cosas, ya que en sí misma la cirrosis es una degradación muy grave del hígado. Cuando tienes cáncer de mama, por citar un ejemplo, si se produce una metástasis en el hígado, puedes llegar a la cirrosis sin haber tomado alcohol en la vida. Repito: es un deterioro de ese órgano vital que aunque en su mayoría se asocia a la bebida, no es su única causa.

Parece que el deporte nacional (y no tan nacional) últimamente es destrozar por destrozar, lo que sea y a quien sea, y si está muerto... mejor. Que uno de Valladolid, por ejemplo, hable de cómo era y lo que hacía Barberá me parece totalmente ridículo y de una ignorancia supina, sencillamente porque no vivía en Valencia y solamente se enteraba de lo que se enteraba. Es como si alguien hablara de la anterior alcaldesa de Alicante... y viviera en Gijón; pues mire usted, que no, que de esa señora podré hablar yo que vivo aquí y sé de sus cosas. Opinar sí, pero dogmas de fe, poquitos.

Añadiré más: posiblemente yo, por cercanía de población, sepa más cosas de Rita que algunos de más lejos, pero si un valenciano de Valencia habla de esas cosas... yo me callo, porque seguro que él sabe mucho más. Es tan de cajón que me parece absurdo tener que explicarlo. Y no digamos ya si quienes opinan y dictaminan son de "allende los mares", entonces sí que ya se riza el rizo rizable del absurdo. Es como si yo hablara de Argentina sólo por las noticias que llegan aquí de allí; o como si los cubanos de Miami hablaran (y hablan...) de lo que ocurre en Cuba. Qué narices sabran ellos a cientos de kilómetros de distancia!!!.

Pero volvamos a Rita Barberá, a la que nunca he defendido ni defenderé en su gestión... aparte de que sus convecinos la votaban una y otra vez, y repito: con mayorías absolutas aplastantes. Está claro que ellos estaban contentos con su alcaldesa.

Pues eso, que un poco más de respeto, no ya hacia los muertos si no hacia todos. Que está el ganado desmadrado y en plena estampida. Que el cáncer de pulmón, y sigo con los ejemplos, no se tiene sólo por fumar. Que la verdad absoluta no existe por mucho que uno se empeñe en tenerla.


Seguir leyendo...

Los Goyas 2017

Que conste que me encanta Ana Belén, pero estoy segura que si preguntarámos en la calle, el 99,99% diría que Ana Belén es una cantante, e incluso muchos se lanzarían a cantar "Lía" o "La puerta de Alcalá" o "La muralla", por citar solamente unas pocas.

Por eso sigo diciendo que no entiendo ese Goya de Honor que se le ha dado esta noche, que se presupone es por toda una carrera cinematográfica, y si alguien me aprieta, diré que también en el teatro. Porque una que ya va teniendo unos meses, la recuerda en "Fortunata y Jacinta" por ejemplo, que ni película era si no una serie de televisión, pero bueno... se puede aceptar serie televisiva como animal de compañía.

No digo yo que no haya hechos películas y obras de teatro por las que seguramente se le ha dado ese Goya... pero creo que la mayoría no nos hemos enterado, y la verdad: no me considero una persona inculta. Ana Belén es una de las grandes de este país... pero como cantante. Es como si se empeñaran en que recordáramos a su marido Víctor Manuel como productor musical (profesión actual) y no como compositor y cantante. En cuanto a su reivindicación sobre la igualdad de hombres y mujeres, referido siempre al cine... creo que primero habría que plantar esa bandera en la sociedad y después en las parcelas; lo contrario es querer empezar la casa por el tejado. ¿Que está bien decirlo públicamente?, sí, pero repito lo dicho: los gestos al viento no sirven para nada... y barrer sólo para la propia casa, tampoco.

En cuanto al disgusto demostrado por muchos en la Gala de los Goya, incluída la propia Ana... lo entiendo y lo comparto pero... querer hacer películas apoyados en las subvenciones no me parece apropiado, porque no sobra el dinero. Creo que muchos de la industria del cine español están demasiado acostumbrados a "contar" con dinero oficial para sacar adelante sus proyectos, y cuando no llega se enfadan como niños chicos. Y no nos engañemos: el cine español actual no crea precisamente obras que quedan en la memoria del colectivo con el pensamiento de "qué buena era esa película". Muchas veces, demasiadas, se recurre una y otra vez al chascarrillo fácil y la risa tonta como medio de llegar al gran público ("Ocho apellidos vascos", "Torrente"...), películas que arrastran a un público determinado que en su tiempo iba a ver también a Pajares y Esteso. Y lo siento pero eso, siendo también cine... no es cine.

Tampoco estoy diciendo que se metan en profundidades que terminan por aburrir al más entusiasta, porque algunos se empeñan en hacer películas que estás deseando se terminen, eso en la sala de proyección, porque si estás en casa seguro que terminas durmiéndote. Tanto bodrio es una historia soporífera como otra de tartas volando y mano en salva sea la parte. Y eso es algo que a muchos del cine español les cuesta entender. Bueno no es aburrido; bueno es contar una historia y atrapar con ella al espectador hasta el final.

En fin, un año más los Goya, los premios del cine español, dados por el cine español para el cine español. Personalmente me gustaría que toda la ceremonia me enganchara de principio a fin, disfrutara con ella y me emocionara en la entrega de galardones, pero otro año más, me agotan en la entrada de famosos de los que en su mayoría reconozco sus caras pero olvido sus nombres. Y cuando comienzan con la monotonía de los agradecimientos empieza, invariablemente a entrar el sopor del aburrimiento. Ni siquiera los chascarrillos forzados, previstos y estudiados del presentador, consiguen levantar más sonrisa que la de la propia sala, conchavada todos a una porque toca reir las gracias.

Y un año más no consigo terminar de verla... porque me aburren. Y de verdad que lo siento, porque en la 31 edición ya deberían haber aprendido a entretener al personal.

No quiero terminar sin mi enhorabuena más efusiva a la actriz Emma Suárez que ha conseguido dos Goyas por sus interpretaciones en las películas "Julieta" de Pedro Almodóvar (actriz protagonista) y en "La próxima piel" de Isaki Lacuesta (actriz secundaria).


Seguir leyendo...

Por qué mienten con el cáncer?

Después de un día extraño porque me fallaba la conexión a Internet y de tropecientas llamadas al antiguo Ono hoy Vodafone (ahora mismo me tienen hasta aquí... porque ellos no han sido capaces de solucionar el problema... ya hablaré otro día de mi aventura de hoy), la primera noticia que leo en prensa es que el exministro de Interior, Fernández Díaz ha superado el cáncer. Pero no un cáncer cualquiera, no, si no un cáncer de hígado.

Voy a contar lo que he leído porque no quiero subirme la mesa sin que nadie entienda qué me pasa.

Resulta que a Fernández Díaz le detectaron ese cáncer en marzo del 2016. Le operaron en noviembre también del 2016, y hoy ya está curado.

A ver, milagros a Lourdes, y que conste que no quiero -ni mucho menos- quitarle la esperanza a nadie pero... ¿qué se ha curado? ¿¿¿Cómo???. ¿Le han quitado el hígado y es el único ser humano que vive sin ese imprescindible órgano?.

Aclaremos cosas. Una persona puede tener dañado el hígado y con un trasplante queda como nuevo (ahí tenemos a Camilo Sesto por ejemplo, o a Raphael), pero no era un cáncer. Eso que quede claro. Ojalá fuera igual y todos se pudieran solucionar con un trasplante.

Yo no digo que un cáncer de hígado no se cure, porque es complicado pero siempre hay esperanza, pero no habiéndole operado en noviembre. Podrá decir que se encuentra mejor, incluso que está bien... pero curado... Un poco de respeto a quienes a pesar del tiempo (a mí me operaron hace cinco años y medio) todavía andamos con revisiones semestrales, medicándonos por un tubo, y luchando contra él.

Es más, habiendo sido operado en noviembre, no le han dado la primera alta por muy exministro que sea. Es algo que no se cree ni él, y mentir está muy feo señor Fernández, muy feo. Solamente diré una cosa para que quien no sepa se haga una idea: yo, con mis cinco años y medio... todavía no tengo mi primera alta médica (espero que me la den en la revisión de abril).

Entiendo perfectamente que se trate de dar un poco de luz a quienes ahora mismo están a oscuras y muertos de miedo; yo pasé por eso y necesité encontrar esa luz, ese "no te preocupes, todo saldrá bien", pero si alguien, con toda la buena fe del mundo me hubiera mentido con respecto a mi enfermedad, no se lo habría perdonado nunca. Nunca.

El cáncer de hígado es uno de los más graves, junto con el de cerebro, pulmón y páncreas. Y se necesita toda la información posible porque en caso de tener que irse, hay que hacerlo con la mayor dignidad posible. Si conseguimos superarlo, hay que saber también que no será fácil, que será posiblemente muy duro y que en ningún momento podemos venirnos abajo; nadie nos regala nada con un cáncer, el que sea, y cada pequeña batalla ganada es un paso más hacia ese sí entonces "¡¡¡he ganado!!!. Pero eso no ocurre en apenas dos meses, y decir lo contrario es mentira. Eso también hay que saberlo.

Así que señor Fernández, me alegro mucho que esté bien y que vaya hacia adelante; me alegro como lo haría con cualquier otra persona... pero no vuelva usted a mentir porque entonces seguramente me enfadaré. Suerte en su lucha.


Por cierto y aunque fue noticia de anteayer.. ha fallecido el también exministro de Interior (época de Zapatero), José Antonio Alonso, de cáncer de pulmón. Tenía 56 años.

Seguir leyendo...

Los peores cánceres

No sabía que el 4 de febrero del 2017 era (aparte de ser el cumpleaños de mi gato Plasty... 12 añazos), el Día Mundial contra el Cáncer, y tal y como está la cosa y sin que sirva de precedente (no soy partidaria del "Día de"), está bien recordar que la investigación del cáncer, en España, es prácticamente nula, y no es complicado adivinar que sin investigación + científicos... vamos a morir como ratas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) los datos elaborados hasta el 2015 son los siguientes:


Cada año mueren en el mundo CASI NUEVE MILLONES de personas a causa del cáncer. Esta cifra ha aumentado, desde el 2010, en más de ochocientas mil personas. Dicho de otro modo: mueren casi un millón de personas más. Toda una broma.


Los cánceres más mortíferos son:

  1. Pulmón.
  2. Hígado.
  3. Colon y Recto.
  4. Estómago.
  5. De mama
  6. Esófago.
  7. Páncreas.
  8. Próstata.
  9. Linfomas. 
  10. Boca y Faringe.


Uno de cada seis fallecimientos tiene que ver con el cáncer.


Actualmente CATORCE MILLONES de personas, anualmente, son diagnosticadas de cáncer.

Se calcula que en el año 2030 (dentro de trece años) serán VEINTIUN MILLONES.


Y ahora que algún delincuente mental diga eso de que todos vamos a morirnos, o lo de que de algo hay que morirse, o mejor aún que el cáncer es un castigo divino y que eso lo pone en la Biblia.

Seguir leyendo...

Separación y divorcio

No todo el mundo sirve para estar separado o divorciado de quien fue su pareja durante más o menos tiempo, porque como dijo el sabio... para todo hay que valer.

Y digo eso porque hay personas que aunque no lo demuestren a simple vista, e incluso presuman en cierta medida de lo bien que llevan eso de fracasar en la vida de pareja y/o matrimonial, no consiguen superar eso: el fracaso. Y que conste que no hablo de los hijos, que es una cuestión tan delicada que no la pienso ni tocar. Hablo de los adultos, de esos mismos que un buen día deciden, a la par o de forma unilateral, dar por terminada la convivencia y olvidar lo que un día sintieron mutuamente.

Pero lo que aún es peor es seguir casado mentalmente durante años cuando ya no se está. O seguir alimentando un odio sin sentido hacia quien hoy ocupa tu lugar. Cierto que cuesta y mucho que no te quieran o en algunas ocasiones que ya no le quieres, pero llevar toda la vida el lastre de algo que ni existe (el amor... si es que era amor) es algo que marca como si fueras ganado, sobre todo si aparentas que no te afecta cuando en el fondo sabes que no es cierto. Son esas gentes que cuando se relajan hablando "de sus cosas" de pronto dicen aquello de ...porque a los taitantos años que llevo casado... como si al volver a casa tuvieran con quien cenar. Es como aquel que habiendo vivido en pareja/casado diez años, cuenta que en los treinta que lleva... cuando hace veinte que duerme solo salvo escarceos más o menos duraderos.

Y es que hay quien no sabe -o quizás no puede- encarrilar su vida y empezar de cero, admitiendo por fin que de lo que hubo no queda nada, porque a lo mejor son tan pluscuamperfectos que el fracaso (y la ruptura siempre lo es) es cosa de los otros, nunca de ellos.

Es como aquel que llevando treinta años separado y cuando se entera que su ex ha muerto... se hincha a llorar como si fuera el viudo desconsolado. Mucho sentido no tiene, y más si el difunto/difunta era un hijo de la gran bretaña... o eso contaba.

Pero como se suele decir... siempre hay y habrá un roto para un descosido, e incluso algunos parecen disfrutar regodeándose en el dolor propio... real o imaginario... que hay quien ni peinándose quita las telerañas de su azotea.

Menos mal que ni soy separada ni divorciada (si no todo lo contrario de lo contrario), que si no como dice alguna otra por ahí, tendría que comprarme una vida.


Seguir leyendo...

En qué me lo gasto?

No es ninguna broma: llevo toda la tarde pensando en qué me gasto lo que me han subido de pensión, porque una no está acostumbrada a tener tanto dinero.

Resulta que hoy me ha llegado esa maravillosa hoja que el Ministerio de Trabajo manda a los pensionistas, donde te dicen, detalladamente, cuánto vas a cobrar el año en curso y por qué conceptos. Y me he emocionado, oiga. Porque que te aumenten 1,41 euros mensuales no pasa todos los días. Sí, no me he equivocado: me han aumentado un euro con cuarenta y un céntimos al mes.

A ver: necesito ayuda para decidir en qué me lo gasto.

Me podría comprar... una berenjena por ejemplo. Ay, no puedo... que han subido un 145% en la última semana.

De las verduras habrá que olvidarse porque dicen que seguirán subiendo hasta la primavera.

¿Un chupito de luz?. Tampoco, que también ha subido un 26% en los últimos días.

Un filete de carne?... hasta que no pueda pagar el presupuesto que me hizo el dentista (dos mil eurazos), ni pensarlo siquiera.

En serio: necesito ayuda para gastarme ese extra de 1,41 €. Porque habrá que celebrarlo ¿no?.


Seguir leyendo...

Lucía Caram, monja

No estoy por la labor de hacerle propaganda a la conocida como "Sor Lucía", eso que quede claro. No tengo nada contra ella, pero tampoco a favor; sinceramente me da igual. Pero... tampoco hay derecho lo que están haciendo con ella en Facebook.

No vi el programa "Chester" presentado por Risto Mejide, y no lo vi precisamente porque no me interesa nada de lo que diga esta monja... ni nadie que pertenezca a la iglesia... cualquier iglesia. Pero sí he leído el escandalazo que se está montando en Internet porque la sor dijo que la Vírgen María no era vírgen. El arzobispo de Vic la ha amonestado por esa declaración. Hoy la monja ha intentado explicar qué es lo que quiso decir y que no se entendió.

Yo creía que ya en el siglo XXI había algunas cosas -al menos algunas- que estaban desterradas y superadas del entorno generalizado, pero está claro que no, porque esa, no sé si afirmación o suposición de la monja, parece haber levantado a toda una legión que no sé bien cómo definir, pidiendo casi casi la cabeza de la monja. No esperaba que una afirmación-suposición como decir lo de la Vírgen pudiera ser motivo de bramido generalizado, y más aún si pensamos que son personajes que a lo mejor ni existieron. Sí, ya sé, he dicho para muchos una tremenda blasfemia pero es que no se sabe si existieron o no, se pongan como se pongan. Pero no nos salgamos de lo que quiero decir.

Le están diciendo: traidora, lesbiana (???), que deje su hábito, que se vaya a África, que se vuelva a su país, que irá al infierno junto con el Papa Francisco (???)...

Y muchos otros alegan que lo de la virginidad de la Vírgen es un dogma... y que no se puede dudar de él. Ahí reconozco que me he perdido y mucho.

Me ha hecho gracia un comentario que decía que se ha insultado a la iglesia católica (???), y que como es la esposa de Dios (???) éste la castigará (a la monja, claro). ¿Dios está casado con el edificio del Vaticano?. Lo siento, no he podido evitar la broma.

A ver, que si fuera un comentario sólo diría que el autor/autora se ha dado un golpe en la cabeza... pero es que son un montón de gente amenazando a la sor con la venganza divina. Y no me parece que lo estén diciendo sin estar convencidos; y eso precisamente es lo que me asusta: que como se trastornen un poco más, se verán así mismos como brazo armado vengador de su Dios.

Ya sé que la religión, la que sea, es una cuestión de fe y nada más. Se cree, sin más razonamiento ni lógica y punto. Pero lo que no puede ser es que quien no comparta tu fe... sea tu enemigo. Lo que no puede ser es que en nombre de una religión o de un Dios se digan tonterías subliminales como que una mujer ha tenido un hijo... sin dejar por ello, ni antes ni entonces, de ser vírgen. Y de verdad que no me quiero meter con la paloma.

Tampoco comparto lo que ha dicho, como aclaración, hoy, sor Lucía respecto a que lo que quiso decir es que María estaba enamorada de José y como cualquier pareja tuvieron relaciones. A ver sor, que no, que por ahí tampoco. Que lo de enamorada para Corín Tellado que inventaba mucho y bien; y lo de que cualquier pareja tiene relaciones... ¿le explico que no siempre es así?. Creo, y eso sí lo comparto, que esta monja tiene mucho afán de protagonismo, que le gusta más una cámara y un micrófono que a mí el chocolate (que ya es decir); que su defensa del independentismo catalán... mejor lo dejamos para otro rato; que su labor con los pobres y los niños es muy importante aunque personalmente haya cosas con las que no estoy de acuerdo... pero si me admite una sugerencia (nunca un consejo porque no soy quien para darlo ni a usted ni a nadie): dedíquese a lo que mejor sabe hacer, y no se meta en jardines de los que es muy difícil salir sin barro.

En cuanto a quienes se consideran indignados, muy indignados, por la afirmación de la virginidad... si vuestro Dios bajara un ratito de visita a este mundo nuestro, a lo mejor se enfadaba con vosotros, los católicos-cristianos apostólicos y romanos, porque estáis adorando a dioses que nada tienen que ver con Él, mientras abandonáis a sus hijos y sus pequeños.

"La Santísima Virgen María es virgen antes, durante y después del parto de su Divino hijo, siendo mantenida así por Dios hasta su gloriosa Asunción."

Hay que tener mucha fe, mucha, para admitir la frase anterior sin reservas.

Pero el insulto y las descalificaciones no dan la razón.

Por si alguien quiere leer lo que dice la gente en el Facebook de sor Lucía.

Seguir leyendo...

Hablemos de lo mejor

Todos los años por estas fechas muchos se empeñan en hacer recopilatorios sobre los mejores: los mejores libros del 2016, las mejores películas del 2016, los mejores blogs del 2016...

Naturalmente y como siempre lo mejor de lo que sea es según le vaya a uno mismo en el convento, o lo que es lo mismo: si alguien comienza a leer un libro y no consigue terminarlo, está claro que será uno de los peores (de esos tengo yo unos cuantos), o si se duerme por puro aburrimiento viendo una película, pues también irá al saco de las peores.

Con lo de los libros tengo yo una cuenta pendiente así de larga. Me encanta leer, desde siempre, pero últimamente me estoy encontrando con demasiados libros que no consigo terminar por puro hastío. Generalmente son de autores noveles que están aún por curtir y aprender el oficio, pero alguno hay también de los consagrados que no termino yo de encontrarle el punto, y eso que venden millonadas de volúmenes... o eso dicen. Porque leer leer, lo que se dice leer, menos que poco en este país, y no digamos ya en hispano-parlantes que mejor mirar hacia otro lado.

Y con las pelis me pasa otro tanto, porque que todo el argumento esté basado en el héroe que salva al mundo y destroza mientras tanto tropecientos coches, sinceramente termina por aburrir, al menos a mí. Y tenemos al cine español, ese que se anuncia como "cultura europea"; hay un sector que sinceramente también me aburre soberanamente, y otro que parece gusta mucho al gran público ("Ocho apellidos vascos", por ejemplo y similares), algo que no deja de sorprenderme porque son el equivalente a las de Ozores, o Esteso, o Pajares... de la època y que ahora se catalogan como malas malísimas. Por último y siguiendo con las españolas, están esas a las que todo el mundo rinde culto y pleitesía... y volvemos de algún modo a Luis Buñuel, películas que por cierto nunca me han gustado. Es que soy así de rara.

Igual es que me estoy haciendo mayor, o sencillamente que me he vuelto más crítica con algunas cosas, pero desde luego selecciono más -no sé si mejor, pero sí más- y a qué dedicar el tiempo. También tengo muy claro que no quiero problemas, o no al menos lo que la gente considera "problemas". Como dijo aquél: bastante tengo con los míos para andar intentando solucionar los de los demás.

Esta mañana he tenido que salir a la calle (algo que cada vez me cuesta más hacer), y en un arrebato de locura no propio de mí, he comprado un cupón de la Once para esta noche. Nunca he sido de jugar, sencillamente porque no creo en el juego, aunque sí en la suerte personal de cada cual. De hecho, y no es la primera vez que lo digo, soy una persona de suerte porque siempre, en el último segundo del último minuto pasa algo que me saca a flote (el día que eso me falle no quiero ni pensarlo). Pero hoy he comprado un cupón, uno sólo (con un gasto de 1,50 €) y no porque sea tacaña, que creo no lo soy, si no porque tampoco hay que pasarse con los excesos. Como me toque... como me toque... uffffff, muchos van a aparecer como las setas cuando llueve. Pero sí me gustaría, por una única vez en la vida, saber lo que es, no ser rica, si no no tener apreturas al menos durante un tiempo. Tiene que ser grande lo de ésto quiero ésto me llevo, o sencillamente que se te rompa algo y no tener que esperar a que la hucha de los extras tenga suficiente.

Tiene que ser grande...

Tengo hasta esta noche para pensar lo que haría si...

Seguir leyendo...