Cataluña

Posiblemente muchos no estén de acuerdo con lo que voy a decir. Otros se atreverán incluso a etiquetarme política e incluso humanamente. Allá cada cual con su opinión. Yo soy únicamente responsable de lo que expreso yo y no de lo que piensen los demás, sobre todo sin conocerme.

Cataluña quiere ser una república. Cataluña quiere independizarse de España. Lo dicho: allá cada cual con sus responsabilidades. Dicen que van a dar la palabra a los catalanes y los que no siéndolo, viven allí; un solo voto -comentan- bastará para tomar decisiones.

No seré yo quien obligue a nadie a estar conmigo si no quiere; no lo he hecho nunca y no voy a empezar ahora, pero hay cosas que no tienen retorno, y hay momentos en los que cuando uno se quiere ir, se va con todas las consecuencias... sin retorno, sin arrepentimientos cuando no haya para comer, no haya para pagar, no haya para lo que sea.

Pero como además los españoles, los mismos cuyo dinero no odian/aborrecen y sí cogen, no somos padres de nadie y por tanto no tenemos obligación de mantener a quienes se consideran hijos díscolos de un Estado al que no quieren... ni un duro más. No son Guinea a quienes tuvimos que pagar gastos durante años; tampoco Filipinas. Cuando uno se va de casa voluntariamente... adiós... y más cuando como he dicho no somos sus padres ni sus abuelos.

Y ahora el plato fuerte, algo de lo que nadie habla y que algunos tacharán de fascismo (siempre hay un roto para un descosido o lo que es lo mismo: siempre hay quien nunca mira su propio ombligo). Por mucho menos se invade, militarmente, una zona rebelde. No es el caso, lo sé, y no lo es porque Cataluña no vale ni valdrá nunca sangre española... pero en otras circunstancias y con otras mentalidades, se produciría.

Casi la mitad de mi familia nació y vive en Cataluña. La otra mitad es vasca. No soy monárquica, pero la legalidad de un país no tiene más que un camino. Respeto casi cualquier idea; solamente espero que se respete la mía. Pero si algo es ilegal, lo es, se mire como se mire... y lo de Cataluña lo es. Si no se está de acuerdo con algo, se cambia pero con la ley en la mano, no al libre albedrío de un puñado.

Repito por si a alguien no le ha quedado claro: si te vas... adiós... pero no se te ocurra querer volver ni pedir. Porque ni agua.

Y si la mayoría dice "no"... ya está bien de tonterías, que el país, España, necesita trabajar todos a una para salir de donde estamos, y no gastar más dineros en bobadas de unos cuantos. Porque no nos engañemos: todo el dineral que se van a gastar en tanta parafernalia sale de los Presupuestos Generales del Estado... español.


Quien quiera entender... que entienda:

Constitución Española:
Artículo 155

Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas.


1 Comentario:

Pilar V 5 de julio de 2017, 8:21 » ((Responder al comentario)) »

Un tema complejo que sin duda se complica más cada día gracias a la incapacidad de los representantes de ambos ¿bandos?
Un saludo

Publicar un comentario

Volver al blog de Chesana.